Las nuevas vidas de Tom Cruise y Nicole Kidman

El actor, que continúa rodando ‘Vanilla Sky’ junto a Penélope Cruz, se ha rodeado de fuertes medidas de seguridad; la actriz, abatida por la ruptura, quiere grabar un disco de ‘blues’.

Cuando a principios de este mes de febrero, Tom Cruise y Nicole Kidman anunciaron su divorcio tras diez años de matrimonio, la magia de esta envidiada pareja se desvaneció de un plumazo. Cruise y Kidman encarnaban el romanticismo y el glamour de la meca del cine y su divorcio era a todas luces impensable. Pero la vida nos da muchas sorpresas y su separación fue, sin duda, una de ellas. Ahora, apenas unas semanas después de aquel anuncio, cada uno intenta rehacer su vida con la vista puesta en el inminente juicio. Tom Cruise se protege del mundo con un impresionante dispositivo de seguridad y Nicole Kidman, quien aún no se ha repuesto de la ruptura, va a grabar un disco de blues.

En pocas semanas, se celebrará la batalla legal más importante de los últimos años en Hollywood, el divorcio más sonado en el que se emplearán a fondo los mejores abogados de Estados Unidos. Hay mucho dinero de por medio, tanto que no es de extrañar el irascible comportamiento de uno y la inconsolable tristeza de otra en estos difíciles momentos.

Más sobre: