Uma Thurman, obsesionada con su peso

‘Después de tener a mi hijo he tenido problemas de peso. Me siento gorda’, ha afirmado la actriz

Uma Thurman, la actriz que protagonizó en los noventa Pulp Fiction, la película que consagró al director Quentin Tarantino, dice sentirse gorda. Así lo ha contado a sus amigos más cercanos y así lo ha reconocido en una entrevista publicada en una revista norteamericana. "Después de dar a luz a mi hija he tenido problemas de peso. Me siento gorda", ha declarado.

Según parece, la bella actriz, que para sus miles de admiradoras es la heredera, en cuanto a belleza se refiere, de la inolvidable Greta Garbo, está obsesionada con adelgazar, pese a que luce una figura espléndida. Una amiga suya, Natasha Richardson, dice estar preocupada porque el problema no es pequeño, teniendo en cuenta el preocupante avance en los países occidentales de las enfermedades relacionadas con el peso: "Uma realmente cree que está gorda. ¡Y está tan delgada!".

Casada con el actor Ethan Hawke, con el que tiene una hija, y divorciada del actor Gary Oldman, Uma Thurman es una de las actrices con más proyección de Hollywood aunque lo cierto es que ya goza de un crédito más que contrastado entre profesionales, crítica y, por supuesto, público. Recientemente firmó, además, un contrato con la firma de cosméticos francesa Lâncome. Sus declaraciones han sorprendido bastante en la meca del cine.

Más sobre: