Nuevo distanciamiento entre Meg Ryan y Russell Crowe

Parece que la relación entre Meg Ryan y Russell Crowe no marcha todo lo bien que debiera. Tras varias semanas de comentarios y rumores sobre una posible ruptura de la pareja -que se conoció durante el rodaje de Proof of life- el actor australiano parece haber decidido distanciarse definitivamente de Meg Ryan que, recordemos, se separó de su marido, Dennis Quaid, para iniciar su nuevo romance.

Según una entrevista publicada por un diario australiano el pasado domingo, Russell Crowe ha roto su relación con la actriz estadounidense porque quiere pasar más tiempo en su finca australiana: "Tengo una gran vida aquí. Cuando dejo de lado las obligaciones, tengo que venir a casa", confirmó el actor, nominado a un Oscar por su papel en Gladiator, al periódico The Herald Sun de Melbourne.

Aunque Crowe deja abierta la posibilidad de mudarse definitivamente a Los Ángeles, la tierra tira mucho y el intérprete no se ve pasando todo su tiempo entre calles asfaltadas, edificios y coches: los rebaños, el ganado y su perro, por ahora, le han ganado el pulso a Meg Ryan. "No puedo aguantar un año sin venir a casa", afirmó en la entrevista. Aunque el romance de la pareja parece haber finalizado, el actor sólo tiene buenas palabras para la que ha sido su compañera durante los últimos seis meses: "Meg es una mujer hermosa y valiente. Lamento la pérdida de su compañía, pero no he perdido su amistad".

Por otro lado, Russell Crowe, de 36 años, que estos días ha estado en Roma presentando la película Proof of life, ha asegurado que le gustaría interpretar a James Bond en la gran pantalla. El actor neozelandés reveló que uno de sus sueños sería encarnar al agente secreto pero "de una forma distinta a como se ha hecho hasta ahora, construyendo un agente 007 más serio y contemporáneo".

Más sobre: