Tom Cruise acelera el proceso de su divorcio

Nicole Kidman, sorprendida por la rapidez con la que el actor ha gestionado el divorcio

Dos días después de que la pareja de estrellas de Hollywood anunciara su separación, Tom Cruise presentó una demanda de divorcio contra Nicole Kidman, su esposa durante más de una década. El actor acudió a los juzgados de Los Ángeles donde citó que su divorcio se debía a diferencias irreconciliables y solicitaba la custodia conjunta de sus dos hijos adoptivos.

El actor parece haber calculado muy bien el momento de romper su matrimonio con Nicole Kidman. En la petición de divorcio, cursada la semana pasada, Cruise afirmaba que la separación se produjo el 21 de diciembre. Justo tres días antes de que se cumpliera el décimo aniversario de boda. De esta forma, el actor, al parecer, se ha ahorrado 26.000 millones de pesetas. Si se hubieran cumplido los diez años de matrimonio, Kidman habría tenido derecho, de acuerdo con las leyes de California, a recibir ayuda económica de su marido durante el resto de su vida. De esta forma, sólo obtendrá una pensión durante cinco años.

El asombro de Nicole
La actriz Nicole Kidman dijo que la decisión de su esposo Tom Cruise de pedir el divorcio fue una sorpresa total y devastadora. Los representantes de Kidman dieron a conocer un comunicado en su nombre, en el que dijeron que Cruise no le advirtió de sus planes de divorciarse: "Este divorcio no fue decisión de Kidman. Tom dio el paso. Nicole se encuentra en un estado de conmoción", señaló el comunicado.

Tras el anuncio de divorcio, el actor se ha trasladado a un lujoso hotel de Los Ángeles. Mientras tanto, Kidman viajaba acompañada de sus padres y de su hermana Antonia desde Australia a Los Ángeles para presentarse en los juzgados de la ciudad.

Los rumores acerca de problemas en el matrimonio han acosado a la pareja durante años, pero Cruise y Kidman siempre los habían negado rotundamente. Según fuentes cercanas a la actriz, Nicole sabía que había problemas en el matrimonio, pero la solicitud de divorcio fue una sorpresa: "Ella estaba totalmente asombrada. Nicole ha pasado los últimos días llorando, sabía que había problemas, pero no sabía que él iba a renunciar a ella".
Algunas revistas estadounidenses han especulado con que la pareja sufrió la ruptura por culpa del deseo de Kidman de trasladarse a vivir a Australia, donde ella creció. Sin embargo, Cruise quería seguir en Los Ángeles y siempre ha echado de menos las escapadas a Colorado, lugar donde se casaron en 1990.

Más sobre: