Tom Cruise y Nicole Kidman se separan

Tom Cruise y Nicole Kidman han decidido poner fin a su matrimonio debido a "diferencias irreconciliables", según ha declarado Pat Kingsley, el agente de la pareja. En un comunicado ofrecido a los medios, el portavoz ha precisado que la separación se debe "a las dificultades derivadas de sus diferentes compromisos profesionales. Ambos han creído que una separación amistosa sería lo mejor para ambos". Los largos periodos de rodaje, que les mantenían distantes, ha sido, probablemente, una de las causas de esta ruptura. Sin embargo, ellos han querido preservar el respeto, tanto profesional como personal, que desde hace una década se profesan.

Eran una de las parejas más sólidas y estables de Hollywood; casados hace más de diez años -contrajeron matrimonio en secreto el 24 de diciembre de 1990 en Colorado- años, tienen dos hijos adoptivos, Isabella Jane y Connor Anthony. Se conocieron durante el rodaje de Días de Trueno de Tony Scott en 1990. Por aquel entonces, Nicole Kidman era una joven actriz australiana casi desconocida en los Estados Unidos. Fue Tom Cruise, el chico de la sonrisa de oro, quien la eligió para ser su compañera en la película, quizá atraído por los rizos color fuego de la actriz. Según declaraba el propio actor el pasado julio en una entrevista exclusiva publicada en ¡HOLA!, su primer encuentro en el plató fue un total flechazo: "Quedé completamente cautivado, porque ella es lo que siempre busqué en una mujer. Desde nuestra boda, vivimos el amor perfecto y sólo hemos estado separados diez días".

Sin embargo, por motivos que a veces se escapan al entendimiento, por circunstancias del destino y de la vida, el amor no ha podido mantenerles unidos toda la vida como era el deseo del popular actor: "Nicole y yo estaremos siempre juntos. Junto a ella sé que los cuentos de hadas existen. También tenemos muchos puntos en común, como si los dos fuésemos uno solo."

Con esta noticia, Nicole y Tom han puesto fin a un amor de película que casi ha creado leyenda en Hollywood, un amor que se inició gracias a la gran pantalla y que se ha visto reforzado y fomentado a lo largo de los años. Incluso eran pareja en las películas que rodaron juntos. Tras su primer encuentro en Días de trueno, volvieron a coincidir en Un horizonte muy lejano, en 1992. Stanley Kubrick se encargó de rodear de polémica al matrimonio años más tarde en Eyes wide shut.

Más sobre: