Así fue la gala

Luces, cámara, acción. Todo estaba preparado para la XV edición de los Premios Goya, la gran noche del cine español. Una velada intensa en emociones y números: 25 categorías, 4 nominados por cada una de ellas, 6 presentadores para evitar que la ceremonia pudiese decaer a lo largo de las 3 horas de duración y 28 invitados encargados de hacer entrega de los galardones.

Una película audaz y de bajo presupuesto se alzó como la gran vencedora de la noche. El bola de Achero Mañas consiguió eclipsar a las dos grandes favoritas, Yor’re the one que optaba a 14 estatuillas y tuvo que conformarse con cinco y La Comunidad, que de las 15 categorías a las que estaba nominada, sólo consiguió el premio en 3. Aunque se presagiaba que la ópera prima de Achero Mañas sólo iba a conseguir el galardón en la categoría de mejor dirección novel, consiguió, contra todo pronóstico, el Goya al mejor actor revelación -Juan José Ballesta-, al mejor guión original y se alzó como la mejor película española del año 2000. Su joven realizador recordó a su equipo, a su hija y, sobre todo, a su padre, el dramaturgo Alfredo Mañas, fallecido recientemente: "Papá, estés donde estés, este Goya es para ti".

Un escenario que bien pudiera haber servido para una producción de Brodway y seis actores encargados de conducir la velada, María Barranco emparejada con José Coronado, Loles León con Imanol Arias y Concha Velasco con Pablo Carbonell. Un recordatorio del cine musical español y algunas estrellas para el recuerdo como Paquita Rico que fue la encargada de dar el premio al mejor actor de reparto.

José Luis Borau consiguió "colarse" con el Goya como mejor director: "No me imaginaba que iba a ganar este premio y no venía preparado"; pero Borau no fue el único veterano. Juan Luis Galiardo fue el mejor actor por Adiós con el corazón y Carmen Maura se alzó con la tercera estatuilla de su dilatada carrera profesional y agradeció el premio a todo el equipo: "Terele, bonita, si no te hubiera tenido a ti persiguiéndome por el tejado, la cosa no hubiera tenido nada que ver". La familia Gutiérrez Caba acaparó los premios de en la categoría de actriz y actor de reparto, que fueron para Julia y Emilio, ella por You’re the one y él por La comunidad..

Las particularidades de la gala
A pesar de estar nominado para 14 estatuillas y de ser la apuesta más firme, José Luis Garci que, el año pasado tuvo algunos problemas con la Academia, no estuvo presente. La propia Marisa Paredes pidió al cineasta que asistiera pero, finalmente, no pudo ser. El momento emotivo de la noche lo protagonizó José Luis Dibildos que recibió el Goya honorífico por toda una vida dedicada al cine. El productor recogió el galardón de manos de una emocionada Lara Dibildos. Además del número de presentadores, hubo otros cambios notorios, como el hecho de que la presidenta no acudiera a la puerta a recibir a sus invitados y que no asistiera ningún miembro de la familia real, aunque estuvo al completo, con Pilar del Castillo a la cabeza, el ministerio de Educación, Cultura y deportes.

Glamour y elegancia
Por lo demás, la gala respondió, un año más, a las expectativas, emoción, alguna que otra sorpresa y glamour. Todos eligieron sus mejores galas, Jesús del Pozo, Versace, Sybilla o Victorio y Lucchino fueron sólo algunos de los diseñadores que estuvieron presentes con sus creaciones. La presidenta de la Academia, Marisa Paredes, que prácticamente estrenaba cargo con la organización de la gala, eligió, como es muy de su gusto, un espectacular traje color rosa de Sybilla y recordó, es su discurso que le año pasado comenzó con un Oscar para el cine español y terminó con el reconocimiento internacional de muchos de nuestros actores.

Una de las más elegantes de la velada fue, sin duda, Julia Gutiérrez Caba que, al estilo Lauren Bacall, eligió una sencilla combinación de blusa blanca y falda negra. Ana García Obregón lució un vestido azul y dorado firmado por Versace, Sara Montiel un traje negro de Valentino. Por su parte, Lidia Bosch, eligió un bonito diseño de Pilar Barreiro para ¡Oh que luna! y Carmen Maura, se vistió con un espectacular traje de Lorenzo Caprile.

Más sobre: