Leonardo di Caprio se enfada con los fotógrafos

by hola.com Hasta ahora, cuando un famoso era objeto de los insistentes flashes de un fotógrafo su reacción solía ser la indiferencia, el insulto y en ocasiones -las menos, por fortuna- la violencia. Pues bien, el actor estadounidense Leonardo di Caprio acaba de ofrecer una nueva versión para alejar a los paparazzi: lanzar excrementos de caballo. Tal como suena.

El protagonista de Titanic se encontraba en un céntrico parque de Roma rodando Gángster en Nueva York, una película dirigida por Martin Scorsese y coprotagonizada por Cameron Díaz. Todo transcurría con normalidad, pero un imprevisto trastocó los planes y lo que se suponía un día normal de rodaje se convirtió en una película paralela de carreras y heridos. Un caballo de una carroza, que participaba en el filme, de pronto se puso nervioso y comenzó a galopar, arrasando todo lo que tenía a su paso. Dos mujeres y una niña de nueve años resultaron heridas.

En ese momento, los fotógrafos, que se encontraban en las inmediaciones del set del rodaje, entraron en la zona, que estaba acordonada por paraguas, e hicieron fotografías. Leonardo di Caprio que, al parecer, está sufriendo una incansable persecución de paparazzis desde que llegó a la capital italiana, se enfadó bastante con ellos y, junto a Cameron Díaz, se agachó para recoger tierra y excrementos de caballo con vasos de plástico. Acto seguido, la pareja de actores se dirigió a los fotógrafos y les amenazó con lanzarles los vasos. Díaz se contuvo de hacerlo pero Di Caprio llevó a cabo su amenaza.

Las consecuencias no se han hecho esperar en el país transalpino. En los medios de comunicación italianos han pedido al actor que se disculpe públicamente y, mientras tanto, el rodaje de la película ha tenido que suspenderse un día, dado el nerviosismo que rodea al filme.

Más sobre: