El pasado 27 de noviembre la vida de Juan Marsé cambió cuando volviendo de un chequeo médico rutinario se enteró de que le habían concedido este preciado galardón
Pulse sobre la imagen para ver la ampliación

Don Juan Carlos y doña Sofía con el Premio Cervantes, Juan Marsé

Los Reyes con los miembros de la tuna de la Universidad de Alcalá de Henares

La mujer del Presidente del Gobierno, Sonsoles Espinosa, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, charlando después de la ceremonia

EL REY ENTREGA EL PREMIO CERVANTES A UN EMOCIONADO JUAN MARSÉ, EN LA UNIVERSIDAD DE ALCALÁ DE HENARES

23 ABRIL 2009
Se considera el galardón más importante de las letras hispanas y un año más, coincidiendo con la conmemoración de la muerte de Miguel de Cervantes, el rey don Juan Carlos ha hecho entrega del Premio Cervantes, que en su XXXIII edición ha recaído en el escritor catalán Juan Marsé, en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares. La reina doña Sofía acompañó al Rey en esta ceremonia y para la ocasión lució un conjunto de chaqueta y falda de color pistacho.

El pasado 27 de noviembre la vida de Juan Marsé cambió cuando volviendo de un chequeo médico rutinario se enteró de que le habían concedido este galardón. Desde entonces, ha esperado con emoción este momento, tanto que ha tenido que dejar un poco de lado la novela en la que estaba trabajando, Aquel muchacho, esta sombra, para dedicarse por completo al discurso que ha dado hoy, sin duda el más importante de su carrera.

En su discurso ha dejado claro que "no se considera un intelectual, sino un narrador", ha hecho referencia a la importancia de la imaginación y la memoria, de su trabajo ha hablado del cine, de Groucho Marx, de Woody Allen, y ha sido crítico con la televisión. También ha tenido unas tiernas palabras hacia Carmen Balcells, a quien ha definido como “su agente literaria de toda la vida, de ésta y de la de más allá”, y bromeó diciendo que cuando muera le tendrán que entregar el 10% de sus cenizas.

Después tomaba la palabra la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, pero antes, el Rey se puso en pie y ha empezado con su discurso cuando no era su turno, pero haciendo gala de su sentido del humor ha pedido perdón y ha bromeado sobre su error diciendo: “Se ve que ya...” Después cuando llegó su turno, valoró el empeño de Marsé por “hacer de España con su pluma una nación aún más solidaria, más justa y más humana".

Además de los Reyes y la Ministra de Cultura, han asistido a este acto el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acompañado por su mujer, Sonsoles Espinosa, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el Director de la RAE y Presidente del jurado Víctor García de la Concha, entre otros.

El 'escritor anómalo'
Autor de obras como El embrujo de Shangai, Últimas tardes con Teresa o Si te dicen que caí, Marsé se considera un “escritor anómalo” por ser catalán y escribir en castellano, algo de lo que está muy orgulloso, al igual que de haber leído, tras tres intentos fallidos, El Quijote, libro que compró a plazos. Ayer comenzó en el Círculo de Bellas Artes de Madrid la lectura ininterrumpida de esta obra, la más importante de nuestra lengua.

El pasado lunes, con motivo de la entrega de este premio, el escritor ofreció una rueda de prensa en la sede del Ministerio de Cultura, acompañado por la nueva ministra, Ángeles González-Sinde, y después fue al Palacio Real, donde los Reyes y los Príncipes de Asturias ofrecieron un almuerzo al que asistieron muchos personajes del mundo de la las letras, como Francisco Ayala, Antonio Mingote, Carlos Bousoño o Mario Vargas Llosa.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?