Los georgianos celebraron por primera vez desde hace dos siglos un matrimonio de su Familia Real
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

El novio es hijo del anterior jefe de la Casa Imperial, Jorge de Bagration, fallecido en enero de 2008 a los 63 años y más conocido en España por su carrera como piloto de rallys

Anna Mujraneli, maestra de profesión, se casa en segundas nupcias, y del primer matrimonio tiene dos hijas, Irina y Miriam, de 6 y de 2 años, respectivamente

BODA REAL EN GEORGIA DE UN PRÍNCIPE ESPAÑOL

El novio es el príncipe heredero David de Bagration y de Mujrani, ciudadano español e hijo de un famoso piloto de rallys, y la novia es Anna Mujraneli, representante de otra de las ramas de la Familia Imperial de los Bagration

9 FEBRERO 2009
Georgia se envolvió ayer de tradición y boato para festejar una boda de cuento. Su primer enlace real en doscientos años y un matrimonio que casa con las esperanzas de un país que, harto de ser zarandeado por las guerras y la inestabilidad política, aspira a convertirse en una monarquía constitucional con un futuro más prometedor. Su Alteza Real David de Bagration y de Mujrani, Príncipe Heredero de la ex república soviética y ciudadano español, dio el sí quiero a su prima Anna Mujraneli, representante de otra de las ramas de la Familia Imperial de los Bagration (Gruzinski). La solemne ceremonia se celebró en la Catedral de la Santísima Trinidad de Tiflis, el templo mayor de la Iglesia Ortodoxa Georgiana, si bien el patriarca Ilias II, principal promotor de la restauración monárquica, no pudo oficiarla, como se proponía, debido a una enfermedad de la que se cura en Alemania.

Los novios, ambos de 32 años, llegaron a la catedral vestidos con trajes nacionales georgianos. Él, hijo del anterior jefe de la Casa Imperial, Jorge de Bagration, fallecido en enero de 2008 a los 63 años y más conocido en España por su carrera como piloto de rallys: una guerrera blanca, el tradicional puñal en la cintura y altas botas de cuero. Y ella, maestra de profesión, y madre de dos hijas, Irina y Miriam, de 6 y de 2 años respectivamente, fruto de su primer matrimonio: un largo vestido níveo, la cabeza cubierta con velo y el ramo de flores en la mano. Un grupo de jinetes les acompañó hasta la catedral, donde fueron recibidos por su superior, quien les condujo hasta el altar, seguidos por los familiares, amigos y personalidades asistentes a la ceremonia. Unas tres mil personas invitadas, sin contar las congregadas en las inmediaciones del templo. No faltaron entre los invitados un grupo de españoles, dada la doble nacionalidad (española y georgiana) del novio. Se disculpó en cambio por su ausencia el rey Juan Carlos de España, que envió a los novios una carta de felicitación, según informó el canal de televisión Imedi.

Los novios habían visitado antes de su enlace las tumbas de sus antepasados en la catedral de Svetitsjoveli del siglo XI, donde inicialmente planeaban la boda, situada en Mtsjeta, antigua capital de Georgia a veinte kilómetros al oeste de Tiflis. El matrimonio de los descendientes de las dos ramas de la Familia Imperial, separadas hace cinco siglos, se hizo coincidir con el día del santoral en que se recuerda a David IV Bagration de Georgia (David el Constructor), que reinó en 1089-1125 y unió a este país caucásico.

El patriarca Ilias, que bendijo la boda, en otoño de 2007 llamó a la sociedad georgiana a debatir la reinstauración de la monarquía constitucional, abolida hace dos siglos por el zar Alejandro I tras firmar un decreto para la anexión de Georgia por Rusia. "Un monarca que reina pero no gobierna podría ser el garante de la integridad del país y de los derechos de sus ciudadanos", declaró entonces el máximo jerarca de la Iglesia. Según el patriarca, el Heredero del trono podría elegirse de entre la "bienaventurada y más antigua" dinastía de los Bagration. No pronunció el nombre del futuro zar, pero recalcó que "hay que preparar al pueblo y elegir a un Bagration, que debe ser educado desde la infancia" para asumir la corona.

La dinastía de los Bagration, que según la leyenda descienden del bíblico rey David, oficialmente data de 1008, siendo su fundador el rey Bagrat III. En el siglo XIX, tras la anexión de Georgia, los integrantes de la Casa Real fueron trasladados por la fuerza a Rusia, donde en 1841 se les declaró "miembros de la antigua Familia Real de Georgia". Un siglo más tarde, en 1942, un congreso de asociaciones de inmigrantes georgianos celebrado en Roma eligió como Heredero del trono de Georgia al príncipe Irakli Bagration.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?