Madre e hija durante su viaje a Mónaco las pasadas Navidades
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

Jazmín Grace con su madre, Tamara Rotolo (a la derecha en la imagen), durante los días que pasaron en el Principado las pasadas Navidades



5 JUNIO 2006
Y van dos. De no conocérsele novia, a padre casi de familia numerosa. Alberto II, como poco, no deja de sorprender. Si no aparecen más hijos secretos (y no habrá más, según dicen off the record algunos de sus consejeros, no sin cierta sorna), Jazmín Grace, americana de catorce años, es la hija primogénita del Príncipe de Mónaco, tal y como ha confirmado el abogado y mano derecha del príncipe Alberto, Thierry Lacoste, en el periódico Le Figaro.

Con tal motivo, han comenzado a encadenarse reuniones con Lacoste, el mismo que gestionó todo el proceso de paternidad de Alexander con Nicole Coste. Primero, madre e hija viajaron a Mónaco las pasadas Navidades, donde recibieron la visita de personal del príncipe. Más tarde, Tamara y Jazmín fueron invitadas a París —coincidiendo con un viaje del príncipe a la capital del Sena para asistir a un festival cinematográfico—, donde se reunieron con Thierry Lacoste. Pero Jazmín, ya una mujercita, comienza a ser arte y parte en todo este embrollo. Por un lado, desde palacio se le ofrece la posibilidad de instalarse cerca de Mónaco, continuar con sus estudios y, sobre todo, con una vida discreta; por otro, en Estados Unidos se le abre la posibilidad de convertirse en una estrella, e incluso desde Hollywood la tientan con la idea de escribir la historia de su vida y venderla como guión cinematográfico. Mientras Jazmín deshoja la margarita de su futuro (al parecer, aún no ha tomado una decisión), la maquinaria de comunicación del Príncipe ha hecho pública “toda la verdad”.

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2008 Hola, S.A.

Publicidad

Boletines y alertas

Tu e-mail :

Y además...

Los blogs más destacados

Recorrido musical

Alrededor del mundo

Lo más visto