Realeza y personalidades

Noticias

  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?

EL PRÍNCIPE SUECO CARLOS FELIPE Y SU NOVIA EMMA PERNALD QUIEREN FORMALIZAR SU RELACIÓN

30 JULIO 2002
El príncipe Carlos Felipe ha demostrado que, a pesar de su juventud, 23 años, es fiel a los dictados de su corazón. Se enamoró de Emma Pernald, la chica de Gotemburgo, en 1998. Desde entonces, un pedazo del corazón del príncipe se quedó, definitivamente, en esta ciudad noruega. Después de la sorpresa que causó la decisión del príncipe de mudarse a vivir con Emma Pernald en abril de este año, la joven pareja vuelve hoy a ser noticia: Carlos Felipe de Suecia y Emma Pernald desean anunciar su compromiso matrimonial y convertirse en marido y mujer, según publica en sus páginas Se og Hoer, primera revista que confirmó el romance entre el príncipe y Emma.

El amor que surgió en el mar
Muchos medios de comunicación suecos comparan la tranquila juventud del príncipe Carlos Felipe con las más revoltosas de sus hermanas. Y es que el Príncipe ha demostrado ser hombre de una sola mujer. Conoció a la que será su prometida en una discoteca situada en la ciudad de Lysekil, en 1998. Desde ese mismo momento se hicieron amigos. Sólo amigos. Él, por aquel entonces, mantenía una relación con Wiweka Thott, una chica de la alta sociedad del sur de Suecia. Sin embargo, en la primavera de 1999, cuando ambos acabaron el instituto y, en cierto modo sus caminos se distanciaron, se separaron.

Entonces el príncipe recordó, porque nunca la había olvidado, a la chica de Gotemburgo, aquella chica normal que trabajaba en los veranos en el cámping de Ramsvik. La llamó para ofrecerla un viaje, un fantástico crucero por lugares tan paradisiacos como Bornholm. Ella dijo sí. Y ese sí se lo han ido repitiendo a lo largo de más de tres años de relación.

Un amor cada vez más fuerte
Desde que el mar acunara sus primeros besos, la pareja descubrió que estaban hechos el uno para el otro. Se les pudo ver, en septiembre de ese mismo año, en un torneo de fútbol en Djursholm, en las afueras de Estocolmo. El príncipe jugaba con los Royal Icemen y su princesa estuvo allí: animándole a pesar de la lluvia. Cuando se reunían para ver partidos, las cámaras indiscretas pudieron recoger las muestras de cariño que se profesaban bajo un paraguas una pareja con un toque real.

Mudanza con vistas al futuro
En abril el príncipe dijo adiós al palacio de Drottningholm (donde compartía un ala del palacio con su hermana pequeña Magdalena) y trasladó sus maletas al apartamento de cuatro habitaciones que Emma Pernald, quien en la actualidad trabaja en una agencia publicitaria, comparte con Elisabeth Bonde en Estocolmo (Briger Jarlsgatan). Era un paso más, y decidido, para que todos se dieran cuenta de que su amor por Emma va en serio.

Mientras el príncipe ha proseguido su vida de estudiante militar como oficial del ejército en Karlberg, la relación entre ambos ha sido de fin de semana. Una situación que pronto va a cambiar si, como afirman los medios suecos, la pareja se encuentra a un paso del altar. Y con tanto amor...

  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?

Publicidad

Boletines y alertas

Tu e-mail :

Y además...

Los blogs más destacados

Recorrido musical

Alrededor del mundo

Lo más visto

Haga de Hola.com su página de inicio | Boletines y alertas | Publicidad: anúnciese aquí | Contacte con nosotros | Advertencia legal | Publicación digital controlada OJD

Otras ediciones: HELLO! Inglaterra | HELLO! Canada | HELLO! Rusia | HELLO! Grecia | ¡HOLA! México

© 2000-2006, HOLA S.A., Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España) Sindicación de contenidos