Vidal Sassoon

No es extraño que este nombre le suene: es una de las marcas más conocidas de tratamiento del cabello. Pero puede ser que muchas personas desconozcan que detrás se esconde uno de los grandes nombres de la peluquería.

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de Vidal Sassoon? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo


Londres (Inglaterra)

Este peluquero británico nacido en Londres tuvo una dura infancia. La vida no se lo puso sencillo desde el principio, pues su padre le abandonó cuando sólo tenía cinco años. Tuvo que vivir seis años en un orfanato hasta que su madre volvió a casarse y pudo hacerse cargo de nuevo de sus hijos. Sin embargo, no podía permitirse el lujo de costear unos estudios para Vidal y decidió que aprendiera un oficio: después de un sueño que tuvo su madre, y aunque inicialmente se mostró reacio, ésta le llevó a trabajar como aprendiz en la tienda de belleza y barbería de su ciudad natal.

Su historia estuvo llena de lucha y fuerza de voluntad. Consciente de que sus raíces humildes podrían detenerlo, no dudó en trabajar duro. "El único sitio donde el éxito viene antes del trabajo es en el diccionario", llegó a afirmar en alguna ocasión. Casi sin saberlo, comenzó una carrera que acabó llevándole a la fama. Cuando en 1957 Mary Quant apareció ante la opinión pública con su mítica minifalda, fue él quien había peinado a la célebre creadora para tan importante ocasión. En 1958 abrió su primer salón de peluquería y fue en ese momento cuando empezó a aportar novedades al mundo de la peluquería: decidió romper con los cortes tradicionales presentando nuevos cortes geométricos.

Pronto comenzó a atraer a un gran número de clientas a su salón, muchas de ellas famosas actrices, estrellas del pop y modelos. Sassoon recuerda que algunos tenían que esperar su vez sentados en las escaleras.

En 1959 creó el corte llamado "la forma", que se adaptaba a la estructura ósea y permitía absoluta libertad de movimientos. Supuso un cambio radical respecto a los cortes y peinados voluminosos que se llevaban en los años 50. Después, todo fueron innovaciones: el corte geométrico de cinco puntas, el corte cepillo o el corte pluma, siempre fiel a las nuevas tendencias de la moda y a la comodidad de la mujer.

Con esta carta de presentación, Vidal Sassoon pronto se convirtió en el estilista preferido de las estrellas y en creador de estilos, como el de la actriz Farrah Fawcet. Uno de sus trabajos más recordados fue el corte de pelo de Mia Farrow para la película La semilla del diablo. Uno de los grandes aciertos de marketing del filme fue dicho corte de pelo, que acentuaba el aspecto enfermizo y asustado que debía tener el personaje, y que el famoso peluquero Vidal Sassoon llevó a cabo rodeado de periodistas de la prensa rosa de la época. Y otra de sus clientas fue la modelo Twiggy, que dio un gran cambio de look gracias al estilista: su larga melena castaña fue reemplazada, por medio de un radical corte y un intenso tinte, en un pelo corto y rubio a lo garçon.
Archivo de biografías
Buscador de biografías: