Robbie Williams

Inquieto, revoltoso, polémico, casi eterno por la fama que le envuelve. Así es Robbie Williams, el niño terrible que surgió del grupo Take That, y revolucionó la industria discográfica de medio mundo.

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de Robbie Williams? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo

13 Febrero 1974
Stoke on Trent, Gran Bretaña
Horóscopo : Acuario


Robbie Williams no era de esos niños que pudieran retenerse en el pupitre. Él no. Fue mal estudiante y buen show baby casi desde el mismo día de su nacimiento. Con tres años, perdido en uno de esos enormes hoteles de la costa española, no se le ocurrió nada mejor que subir a escena e interpretar un tema de Grease para sorpresa de sus padres que, angustiados, llevaban un tiempo buscándole.

Muy joven decidió dejar las aulas por los escenarios y buscarse la vida de cásting en cásting en busca de su oportunidad. Así es que, apoyado desde el primer momento por su padre, humorista de cierta fama, se le vio ponerse delante de las cámaras para que éstas descubrieran la fotogenia y magia que se escondía detrás del adolescente que se contorneaba con los ritmos más pop de Take That.

Aquel grupo, puramente comercial del que Robbie Williams ha manifestado más de una vez su rechazo, le dio una fama que pasó de estrella mediática a ídolo de masas con sus excentricidades particulares.

Su rebeldía vio la luz, no sólo en las letras de sus canciones y de sus trabajos, como por ejemplo el famoso video clip de Rock DJ censurado en muchos países; también sus actitudes, su puesta en escena vital, su comportamiento que en más de una ocasión tocó la pura violencia.

A pesar de todos estos peros a su talante como artista, a Robbie Williams hay que reconocerle que sabe qué producir para vender. Porque de su música emanan, a una velocidad portentosa, cifras astronómicas que a él mismo sorprenden ("Soy más rico de lo que nunca había soñado", afirmó en octubre de 2002). De hecho, Robbie Williams entrará por la puerta grande del mundo de los récords musicales: a él se debe el mayor contrato discográfico de la historia del Reino Unido y, por tanto, prácticamente del mundo. Nada menos que 125 millones de euros por los que el artista deberá grabar sus discos para EMI, como el último Escapology. Y esto gracias a una carrera fugaz, desde 1996, momento en que se puso a andar por sí mismo y recorrer el mundo de las ondas con sus canciones propias.

Mientras los negocios le van viento en popa, en el amor bandea de un nombre a otro: atrás quedan Jackie Hamilton-Smith, Nicole Appleton o Victoria Schweizer. De su relación con Rachel Hunter, ex mujer de Rod Stewart, aún quedan días por hablar... Mientras tanto, él se erige en estrella y quiere, sueña, con convertirse, tras un Pierce Brosnan retirado, en el nuevo agente 007... Quién sabe...
Archivo de biografías
Buscador de biografías: