Nicole Kidman

Nació en Hawai, pero creció en Australia. Hasta hace muy poco tiempo era conocida como la mujer de Tom Cruise, sin embargo en la actualidad ha demostrado sus grandes dotes frente a la gran pantalla. Películas como Eyes Wide Shut, de Stanley Kubrick, Los Otros, de Alejandro Amenábar, e incluso Moulin Rouge, de Baz Luhrmann, avalan su magnífica trayectoria artística y la elevan al máximo estrellato de Hollywood

Biografías relacionadas

Keith Urban

26 Octubre 1967

Whangarei, North Island, New Zealand

Tom Cruise

3 Julio 1962

Syracuse, Nueva York, EEUU

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de Nicole Kidman? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo

20 Junio 1967
Honolulu, Hawai. EEUU
Horóscopo : Géminis

Alta, hermosa, distante parece una diosa totalmente ajena a los problemas del común de los mortales. Elegante y distinguida, su mirada clara y cambiante y su cabello de fuego contrastan con su piel nacarada dándole un aspecto frágil. Decidida y voluntariosa lleva una sólida carrera sin errores que le han convertido en una de las actrices más interesantes de su generación. Hija de un bioquímico y de una enfermera australianos, Nicole, quien creció en Australia, tuvo muy claro desde pequeña que quería ser actriz y con tan solo 16 años comenzó a hacer sus primeras apariciones en algunas películas y serie de televisión australianas.

Con una buena base interpretativa y con un gran deseo de conquistar Hollywood, en 1989 Nicole hizo una parada en Europa para llegar a Estados Unidos donde comenzó a abrirse paso con un papel en la película Calma total, dirigida por el director norteamericano Phillip Noyce pero rodada todavía en Australia, y en donde Kidman compartió protagonismo con el actor Sam Nelly. Su gran oportunidad le llegó de la mano del director británico Tony Scott, quien apostó por ella para interpretar el papel protagonista en Días de Trueno, junto al que se convertiría en su marido un año después, el actor Tom Cruise.

El 24 de diciembre de 1990, Kidman y Cruise se dan el ‘si quiero’ en un lugar de las Montañas Rocosas, en el estado de Colorado. La pareja, que se convirtió en una de las más queridas y admiradas de Hollywood adoptó dos niños Issabella Jane (1993) y Anthony Connor (1995) que llenaron el hogar de los Cruise de felicidad.

Durante su matrimonio Nicole alternó su papel de madre con el de actriz, y aunque hizo algunas películas destacables como Batman Forever (1995), El pacificador (1997), Prácticamente magia (1998) o Eyes Wide Shut (1999), entre otras, lo cierto es su gran consagración en la gran pantalla le vino tras su separación en el año 2001.

Su sonado divorcio tras diez años de matrimonio con Tom Cruise supuso un duro golpe para esta mujer amante de la discreción y celosa de la intimidad en su vida privada. Sin embargo cual ave fénix supo resurgir de sus cenizas y saco fuerzas de flaqueza para continuar con su vida, volcada en su profesión y más en sus hijos, su mejor apoyo. Justo en el año de su separación Nicole estrenaría Mouline Rouge, una película en la que no sólo actuaba, sino que también cantaba y bailaba y con la que logró abrir los ojos a todos aquellos espectadores que pensaban que Nicole Kidman era sólo una frágil y bonita cara de la gran pantalla. Candadita al Oscar por su papel de Satinef en la anterior película, Kidman se puso en las manos del director español Alejandro Amenabar con el que rodó Los Otros (2002) s y con la que logró conquistar un poquito más, si cabe, a la crítica.

Los guiones comenzaron a llamar a su puerta y en el año 2002 logró un Óscar como mejor actriz principal por su interpretación del personaje de la escritora Virginia Woolf en Las horas. La vida sonreía a Nicole y ya eran muchos los directores que se la sorteaban Ada Monroe contó con ella en Cold Mountain (2003), Jonanna Eberhart en  Las mujeres perfectas (2004) o Silvia Broome en La intérprete (2005)...

Y entre película y película Nicole volvió a enamorarse, esta vez del cantante de country Keith Urban, con el que contrajo matrimonio el 25 de junio de 2006. Ganadora del Óscar, tres Globo de Oro y un Bafta, Nicole se atreve con el papel más importante de su vida el de madre. Kidman da a luz el 8 de enero de 2008 una niña a la que bautiza bajo el nombre de Sunday Rose Kidman-Urban. Ahora, convertida en una estrella del celuloide sin que nadie le haga sombra, Nicole, ha decidido reducir el ritmo de trabajo para dedicarse a su familia, esa que siempre le ha guiñado un ojo y la ha dado el último empujoncito para convertirse en quien es hoy en día.

Archivo de biografías
Buscador de biografías: