Meryl Streep

Sus maestros de interpretación, años después de sus días de escuela, llegaron a la misma conclusion: nadie había enseñado a Meryl Streep, porque ella traía innato ese portentoso saco de talento. Muchos años más tarde, el nombre de Meryl Streep lleva implícito el aroma de un Hollywood dorado, en el que se hacía imposible separar la belleza y la inteligencia de sus intérpretes.

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de Meryl Streep? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo

22 Junio 1949
Summit, New Jersey, USA
Página oficial: www.merylstreeponline.net
Horóscopo : Géminis

En la prestigiosa escuela de interpretación Vasser College su maestro le pidió una improvisación. Y ella se atrevió nada menos que con un monólogo de Blanche Dubois, de la mítica obra “Un tranvía llamado deseo”. Dejó sin habla a profesores y compañeros. Desde entonces, su buen hacer interpretativo ha sido más que suficiente para abrirse camino en la turbulenta industria cinematográfica, aunque sus primeros pasos los dio con una seguridad pasmosa en los escenarios de teatro, de tal manera que se ganó una nominación a un Tony (los Oscar del teatro) por su trabajo en “27 wagons full of cotton”. Su debut en el cine llegó en 1977, de la mano de un director tan prestigioso como Fred Zinnemann y de compañeros de reparto de la talla de Vanesa Redgrave y Jane Fonda. Dos años más tarde, Meryl Streep era una actriz admirada por todos, gracias a sus trabajos en “El cazador”, por el que se ganó en los Oscar de ese año una nominación a Mejor Actriz Secundaria, “Manhattan”, una de las películas más inolvidables de Woody Allen, o su gran éxito “Kramer contra Kramer”, película por la que ganó su primer Oscar. No en vano, Meryl Streep es la actriz más nominada de todos los tiempos: su nombre ha aparecido en la quiniela de los Oscar nada menos que en trece ocasiones, aunque sólo se ha alzado con la estatuilla dos veces, una con la película anteriormente mencionada y otra con la impactante “La decisión de Sophie”, donde dio buena cuenta del porqué era considerada una auténtica maga de la interpretación.
En la década de los ochenta, Meryl Streep participó en una de las películas más románticas de todos los tiempos, “Memorias de África”, donde un imponente Robert Redford lograba conquistar el corazón de Karen, una danesa de corazón no tan frío. Por si la dosis de romanticismo hubiera quedado en duda, diez años más tarde, la gran Meryl Streep volvió a hacer magia con los sentimientos del espectador, en esta ocasión con Clint Eastwood como contraparte, en la magnífica “Los puentes de Madison”.
Tanto romanticismo no le ha impedido, sin embargo, saber reírse de sí misma y hacer de la comedia otro registro lleno de sabiduría. Entre sus últimos papeles, haciendo gala de su sentido del humor, con papeles como “La muerte os sienta tan bien” o el de estricta editora de un publicación de moda en “El Diablo viste de Prada”.
A pesar de su virtuosismo ante las cámaras, y su bien conocido perfeccionismo, Meryl Streep ha luchado con encono para mantener lejos de la frivolidad de Hollywood su vida privada. Casada desde 1978 con el escultor Don Gummer, la actriz es madre de cuatro hijos. Diane Keaton dijo de ella: “Sin duda, es el genio de nuestra generación”. Basta con ver alguna de sus interpretaciones.
Archivo de biografías
Buscador de biografías:

Recomendaciones



Horóscopo