Mariano Barbacid

Cuando se habla de ciencia en España, el nombre de Mariano Barbacid se convierte en indispensable. Este madrileño nacido en octubre de 1949 se ha propuesto acabar con el cáncer y no sabemos si lo conseguirá, pero empeño no le falta.

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de Mariano Barbacid? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo



Quien hoy en día es uno de los bioquímicos más importantes del panorama mundial, creció en el madrileño barrio de Chamberí en una casa humilde (su padre era zapatero). Decidió estudiar Ciencias Químicas en la Universidad Complutense de Madrid. Y lo hizo, doctorándose en el Instituto de Biología Celular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. En 1974 este estudiante prodigio recibió una beca que le llevó al Instituto Nacional de Cáncer de Bethesda, en Estados Unidos. Fue allí donde comenzó su particular batalla contra el cáncer. Después de intensos años de investigaciones, a finales de 1981, y tras dos años de trabajo, Barbacid y su equipo consiguieron aislar un gen oncogénico en un tumor humano. El descubrimiento de los oncogenes -genes susceptibles de transformar células normales en cancerosas- ha supuesto un gran paso en la lucha contra el cáncer. Por este descubrimiento fue galardonado en 1984 con el Premio Juan Carlos I de Investigación.

Todos estos esfuerzos culminaron con su vuelta a España en 1998 para crear el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas. Precisamente en este organismo ha desarrollado el primer "Oncochip" creado en España, con una tecnología puntera para la investigación de los mecanismos moleculares del cáncer. El objetivo del "oncochip" es contribuir a desvelar todas las alteraciones moleculares que convierten una célula sana en tumoral, mediante el análisis del los cambios que se observan en la expresión de miles de genes. El mayor deseo de este científico es conseguir que una enfermedad tan cruel como el cáncer pase a convertirse en un mal crónico.

Ama su trabajo, aunque sabe que hay que tener vocación para meterse dentro de un laboratorio. Tanto, que alguna vez ha dicho que "la ciencia es un camino duro; las posibilidades de triunfar, escasas, y la satisfacción nunca será económica". Considera que la batalla contra el cáncer se encuentra en este momento en un punto crucial, ya que "en estos últimos años se han acumulado muchísimos conocimientos, y tienen que ser aplicados para el descubrimiento de nuevas terapias y nuevos métodos de diagnóstico".
Archivo de biografías
Buscador de biografías: