Lenny Kravitz

Hombre orquesta que pasea –con poderío– por todo el mundo su belleza racial. Lo de Lenny Kravitz es un caso aparte. Nació en Nueva York, se crio en Los Ángeles y se desarrolló sólo y exclusivamente a golpe de buena música. Sus padres (él, productor; ella, actriz) le abrieron muchas puertas… tantas que Leonard Kravitz (su verdadero nombre) llegó a acompañar en un concierto al maestro Duke Ellington. Soñó con ser estrella... y el sueño se hizo realidad.

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de Lenny Kravitz? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo

26 Mayo 1964
Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos
Página oficial: http://www.lennykravitz.com/
Horóscopo : Géminis

“La vida es un constante aprendizaje”. Y así lo demuestra Lenny Kravitz, un artista que ha sabido reinventarse a sí mismo una y otra vez. Desde muy joven su vocación musical estaba clara. Y deambulaba de un lado a otro de su casa (primero en Nueva York y, desde 1974, en Los Ángeles) interpretando a los clásicos, a quienes conocía bien: Duke Ellington, Ella Fitgerald, James Brown, Sarah Vaughan o Miles Davis.

Tanta pasión musical se encauzó cuando se incorporó a los California Boys Choir. Allí aprendió a tocar un número importante de instrumentos, lo que le permite ser un auténtico hombre orquesta, no sólo en sus actuaciones en directo, sino en sus discos, donde él se atreve a ejecutar con la mayoría de los instrumentos. En su adolescencia fue admitido en el programa musical de la prestigiosa escuela superior de Beverly Hills. En ella, se encontró compañeros de aulas tan famosos como Nicolás Cage o Angelina Jolie.

Por aquel entonces, y empujado por su respeto y pasión hacia Prince, Lenny Kravitz se auto bautizó como Romeo Blue. Acababa de cumplir los veinte años y pensaba que se iba a comer el mundo… Sin embargo, Los Ángeles puede ser una ciudad terriblemente inhóspita, con cientos de miles de aspirantes a estrella deambulando por sus calles en busca de una oportunidad. El bueno de Lenny no logró ni un sólo contrato discográfico, por lo que volvió a hacer la maleta para regresar a la otra costa, la que le vio nacer, la Este, con Nueva York como paradigma de ciudad artística.

El amor

Cuando aún no había sido tocado por la varita mágica del éxito profesional, Lenny Kravitz se enamoró y fue correspondido. Ella era la actriz Lisa Bonet, con quien se casó y tuve un hija, Zoe. El amor refrescó sus ideas creativas y, por fin, en 1989, salió a la luz su primer álbum, Let Love Rule, con el que cambia de orientación. Si antes era Prince quien absorbía todas sus inspiraciones, ahora le tocaba el turno al más grande guitarrista entre los grandes: Jimmy Hendrix. Por si no fuera poco su éxito como intérprete (Virgin apostó definitivamente por él), en esos días Lenny Kravitz comenzó con éxito otra carrera: la de compositor y productor de otros artistas. Compuso para Madonna, Justify my Love, y el tema pronto se convirtió en número uno.

El amor se resquebrajó, a la par que el éxito se consolidaba. Su segundo álbum, Mama said, salió a la luz en plena ruptura con Lisa Bonet. En 1993, apareció el disco que muchos han considerado una auténtica obra maestra: Are you Gonna Go my Way.

Hoy el furor por Lenny Kravitz no se interrumpe… Y van pasando los años. Y las mujeres bellas por su vida. Entre otras, la bellísima Nicole Kidman, que también cayó rendida ante el raudal de talento de un hombre hecho por y para la música.

Archivo de biografías
Buscador de biografías: