Kate Moss

A priori, insignificante: menuda, frágil y de rasgos aniñados. Justo lo que no se estilaba a comienzo de los años noventa, cuando las modelos de curvas sinuosas y explosivas reinaban sobre la pasarela. Nadie apostaba por ella en un momento en el que las maniquíes eclipsaban a los propios diseñadores. Sin embargo, Kate Moss se asomó al mundo de la moda y se convirtió en la reina. Hoy, a pesar de sus excesos con las drogas y el alcohol, esta joven modelo continúa siendo una de las más solicitadas en el mundo de la moda.

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de Kate Moss? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo

16 Enero 1974
Surrey (Inglaterra
Horóscopo : Capricornio

La clave de tanto éxito radica en un compendio perfecto de juventud, belleza y personalidad. Ingredientes que la modelo condimenta con una pizca de suerte. De hecho, Kate Moss aterrizó en las pasarelas por azar. Una cazatalentos de la agencia [Storm], Sarah Douglas, la descubrió en el aeropuerto JFK, cuando tenía tan sólo 14 años. A partir de aquel momento, Kate Moss emprendió una carrera fulgurante hacia el cenit de su profesión como modelo: portada de las más prestigiosas revistas de moda, musa de [Calvin Klein], protagonista de vídeos musicales y películas. Tales éxitos son, tan sólo, meras pinceladas de su extenso currículo. Prueba de que ha llegado a lo más alto, es la generosa cantidad que cobra por cada día de trabajo.
(PULSA AQUÍ PARA ACCEDER A SU VISOR FOTOGRÁFICO DENTRO DE NUESTRA SECCIÓN DE MODELOS).

Aunque los principios fueron difíciles, su mirada de niña pícara siempre le abrió puertas. No era perfecta. Su físico distaba mucho de los cánones estéticos establecidos. Pero irradiaba frescura, un encanto abrasador que la hacía irresistible incluso para pasarela, donde condición sine qua non para desfilar es medir, al menos, 1,75 metros de estatura. En contrapartida a su escaso 1,70 de altura, la top model tenía unas medidas perfectas (83-57-88); una larga melena castaña y unos ojos rasgados de color miel, que dulcificaban sus angulosas facciones.

La "top" rebelde
Sin lugar a dudas, la de Kate Moss no es una belleza estática e inerte como la de otras maniquíes. Su rostro refleja la esencia de un interior tormentoso. Su controvertida personalidad transpira por cada poro de su piel. Ella es la top rebelde.

Nacida el 16 de enero 1974 en Surrey (Inglaterra), Kate Moss ha decidido abandonar su vida turbulenta y los excesos de alcohol y drogas. "Ingresé en una clínica de desintoxicación por voluntad propia. Me di cuenta de que no podía seguir así. Sólo existía una cosa para mí: fiestas, fiestas y fiestas, con mucho alcohol y muchas otras locuras. Ahora, ya estoy fuera y en plena forma". Lejos queda el desenfreno de aquellos tiempos, en los que vivió junto a [Johnny Depp]. El actor ha confesado en repetidas ocasiones que Kate Moss ha sido una de las mujeres más importantes de su vida. "Nunca me sentí tan atraído por una mujer. Lo que hubo entre nosotros era muy puro. Sinceramente, creo que a raíz de la ruptura con Kate descubrí verdaderamente lo que era la soledad". Y es que Kate Moss es una chica especial.

Archivo de biografías
Buscador de biografías: