Judit Mascó

Ha sido una de las modelos española más internacionales. De apariencia tranquila, su melena rubia, su singular belleza y su armonía natural la han llevado a desfilar en las pasarelas más prestigiosas. Unas medidas de 89-61-90 cm (pecho, cintura y cadera) y 1,76 metros de altura le han valido para conquistar a modistos y cineastas. De lo único de lo que a la modelo le gusta presumir es de sus preciosas hijas: María (1998), Paula (2000) y Clara (2006). Además, en 2001, adoptó a Romita, una niña haitiana de tan sólo 18 meses.

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de Judit Mascó? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo


Barcelona (España)

Judit Mascó nació en Barcelona en 1970. Creció en el seno de una familia de clase media, y es la segunda de tres hermanos. Tal vez como presagio del destino a Judit y a su hermana les gustaba disfrazarse con la ropa de su madre más que jugar con muñecas. Su padre es el director del colegio en el que la modelo curso sus estudios, a la vez que compaginaba en el Liceo los de piano. Después de terminar el bachiller Judit quiso estudiar Turismo en la Universidad de Barcelona, pero en aquellos años ya empezaba a despuntar como modelo y no pudo completar los estudios por falta de tiempo.
(PULSA AQUÍ PARA ACCEDER A SU GALERÍA FOTOGRÁFICA DENTRO DE NUESTRA SECCIÓN DE MODELOS).

Su primer trabajo en el mundo de la publicidad le llegó a los 13 años, cuando prestó su sonrisa en un anuncio de una conocida marca española de helados. Pero su entrada en el mundo de la moda fue pura casualidad: una amiga de su madre organizaba un desfile benéfico, y le pidió a Judit que desfilara en él porque le había fallado una de las modelos; antes de bajarse de la pasarela ya tenía ofertas de varias agencias.

Ilusionada con la idea de hacerse un hueco en la moda, Judit empezó los estudios en la Escuela de Modelos Francina.

Con tan sólo 15 años, comenzó su andadura profesional en el difícil mundo de la moda. Sus primeros trabajos importantes los realizó en Milán, París y Nueva York, donde se desenvolvía como \'un pez en el agua\' gracias a su bella sonrisa y a los cuatro idiomas que domina. "En Milán fue donde más tiempo pasé, y logré desfilar repetidas veces para diseñadores como Armani, Dolce&Gabana, Valentino, Max Mara etc. En Nueva York lo hice para Carolina Herrera, Escada, Anne Klein... Pero fue en España donde guardo mis mejores recuerdos, porque conseguí muchos aplausos y el cariño de la gente... ¡Me encanta desfilar!".

Su salto a la fama se produjo en febrero de 1990 cuando fue portada de la prestigiosa revista norteamericana \'Sports Illustrated\', en su especial trajes de baño. Dos años después, cuando Judit ya disponía de una gran fama en la moda, su popularidad se extendió por todo el mundo al ser la imagen de las Olimpiadas de Barcelona.

En España ha sido una de las fijas en la Pasarela Cibeles y en Gaudí.

Judit también ha hecho sus pinitos en el cine, donde hasta el momento sólo se ha atrevido con pequeños papeles. Su primera película ha sido El largo invierno del 39, dirigida por Jaime Camino, y la segunda, Después del sueño, de Mario Camus.

Casada desde 1993 con el abogado catalán Eduardo Vicente, Judit ha dejado a un lado el mundo de la moda para dedicarse a sus hijas: María, Paula, Romita y Clara. "He grabado decenas de spots televisivos, he posado para los mejores fotógrafos, he subido a las pasarelas de los más grandes modistos, he rodado dos películas, pero os puedo asegurar que es ahora cuando sé que he dado el gran paso, el más importante de mi vida: ser Madre".
Archivo de biografías
Buscador de biografías:

Recomendaciones



Horóscopo