Johan Friso de Holanda

Segundo hijo de la reina Beatriz de Holanda y del príncipe Claus von Amsberg, Johan Friso de Holanda protege su intimidad con auténtico celo, no le gusta el protocolo y prefiere eludir responsabilidades dinásticas. Se dice que era el preferido de su padre, el príncipe Claus, y, también, el que más se parece a él en el aspecto intelectual. Tiene fama de trabajador incansable y de romántico empedernido. Por amor a su prometida, Mabel Wisse, ha renunciado a su derecho al trono.

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de Johan Friso de Holanda? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo

25 Septiembre 1968
Utrech, Holanda
Horóscopo : Libra

Nombre: Johan Friso de Orange-Nassau
Nacimiento: 25 de septiembre de 1968
Lugar: Utrech, Holanda
Estudios: Licenciado en Ingeniería mecánica en la Universidad de California, Berkeley, EEUU, y de Industria aeroespacial en la Universidad de Delft, donde se licenció, también, en Ciencias Empresariales, en 1994.
Títulos: Príncipe de Orange Nassau, Conde de Amsberg.

Hasta su compromiso con Mabel Wisse, el príncipe Friso ha sido el gran desconocido de la [Familia Real holandesa]. No en vano, ha puesto empeño para que así fuera. Ha protegido con gran afán su intimidad y ha eludido, siempre que las circunstancias se lo han permitido, las responsabilidades dinásticas y el protocolo. Y es que Johan Friso prefería zambullirse en los libros de ciencias y números, como avala su licenciatura en Ingeniería mecánica en la Universidad de California, Berkeley, EEUU, y de Industria aeroespacial en la Universidad de Delft, donde se licenció, también, en Ciencias Empresariales, en 1994. Se especializó, asimismo, en la mejora técnica de la industria aeroespacial (hizo sus prácticas en la fábrica de aviones McDonnell Douglas y en McKinsey).

A pesar de su ejemplar condición de Príncipe asalariado es un "adicto al trabajo"-, Johan Friso disfruta, al igual que su pareja, Mabel Wisse, de las cosas sencillas de la vida y valora, por encima de todo la libertad de poder disfrutar de una existencia casi anónima. Una manera de ser que Mabel comparte absolutamente, así como su afición al deporte: muy especialmente, el golf (el Príncipe jugó con el equipo de la universidad de Berkeley durante su época de estudiante en California)y la inmersión. Precisamente por su amor a ella pasó de ser el Príncipe desconocido a ser el Príncipe que renunció al trono por amor.
Archivo de biografías
Buscador de biografías: