Jean Paul Gaultier

Conocido en los años 80 como el niño terrible de la moda, está a punto de cumplir 50 años y continúa mostrándose tan vital y original como en sus comienzos. Ahora, con Yves Saint Laurent fuera de la moda, aspira al trono de Rey de París.

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de Jean Paul Gaultier? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo



Este diseñador francés nació 1952, y fue su abuela materna, una esteticista dueña de un salón de peluquería y belleza, la persona que más le influyó siendo un niño. Y es que Jean Paul se quedaba fascinado al comprobar los cambios que experimentaban las clientas de su abuela tras pasar por sus manos. Esta transformación embellecedora sirvió de pauta creativa para Jean Paul, un autodidacta que tomaba buena nota de todo lo que ocurría en este espacio familiar.
Pronto empezó a diseñar bocetos, una afición que le llevó, con 18 años, a conseguir un puesto de diseñador en el taller de Pierre Cardin, un modisto que le ofreció grandes oportunidades, pero Jean Paul enseguida, con 22 años, decide independizarse y presentar su propia colección femenina, en la que deja patente su gusto por combinar texturas delicadas como el tul con otras como el cuero, y la ropa de mercadillo con piezas de costura, algo que no le pasa desapercibido a la crítica, que le augura una gran carrera. Lleno de confianza y con la ayuda de Francis Menuge, el hombre que Jean Paul describe como "lo mejor" que le ha pasado en su vida, en 1977 (con 25 años) crea su propia marca y desde entonces presenta varias colecciones todos los años.
Los años 80 fueron suyos gracias a colecciones como High Tech, Etier papier, Paris Gaultier, Le Dadaiesme, etc. En 1984 lanza Hombre objeto, su primera colección masculina, a la que le siguió otra en la visitó a los modelos con falda.

Otra de sus pasiones, además de la moda, es el cine, algo que ha demostrado diseñando el vestuario de películas como Kika o El Quinto Elemento. Pero no sólo ha vestido el cine, sino también la música: una de sus grandes clientas, la cantante Madonna, le pidió el diseño integral del vestuario para el tour mundial de The Blonde Ambition (1990), en el que el corsé que vestía la cantante llamó toda la atención.

A través de todos sus desfiles Jean Paul Gaultier trata de transmitir su idea de espectáculo total: en ellos, la música, el ambiente y la decoración han de formar un todo que deje claro que su mensaje siempre se halla ligado a una acierta actitud punk, con el lema "haz lo que quieras" por bandera.

En 1987 Francia reconoció su talento otorgándole el Oscar de la Moda, un hecho que inició una escalada de premios que pasa por La Aguja de Oro, concedida en España.
Sus perfumes femeninos y el masculino "Le Male" son también de los más valorados del mercado. "Classic", el primero que lanzó el modisto francés, es famoso por su frasco, una botellita que imita el cuerpo de una mujer; un homenaje de Gaultier a Elsa Schiapparelli, que diseñó en los años 50 un perfume cuyo frasco imitaba el cuerpo de Mae West.
Archivo de biografías
Buscador de biografías: