Jean Louis y Gilbert Costes

Son considerados dos de los empresarios más importantes de París. Dueños de un imperio de hoteles, restaurantes y cafés, que se reparten por los barrios más atractivos de la capital del Sena, han conseguido convertir todos sus establecimientos en lugar de encuentro de la beatiful people y en verdaderos santuarios para los amantes del diseño más vanguardista. Y es que Jean Louis y Gilbert Costes son en París lo que [Ian Schrager] en Estados Unidos. Es decir, dos magos de los negocios que han hecho del diseño y el buen gusto su mejor carta de presentación.

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de Jean Louis y Gilbert Costes? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo



En el caso de estos dos empresarios bien podría decirse que "de tal palo, tal astilla", porque su afán emprendedor y su visión empresarial la aprendieron de su madre, Marie Josephe, quien en los años 50 convirtió la antigua granja familiar, ubicada en la región de Auvernia, en una posada.
Sin embargo, ellos mirarían hacia París como el lugar destinado a hacer realidad sus sueños, de manera que en los años 60 se trasladaron a la capital y, aunque comenzaron trabajando como camareros, en 1983 consiguieron inaugurar, en el barrio de Les Halles, su primer negocio: el Café Costes. Ya entonces comenzaron apostando fuerte por el diseño y la modernidad más absoluta y encargaron el proyecto de decoración a uno de los diseñadores más importantes del momento: el gran [Philippe Stark], un niño prodigio que consiguió meterse al mismísimo Presidente de la República, François Mitterrand, en el bolsillo al decorar sus aposentos presidenciales.
Actualmente, este café ya no existe (desapareció en 1994), pero fue el inicio de una impresionante trayectoria a lo largo de la cual han creado un verdadero imperio de hoteles, cafés y restaurantes, todos ellos con precisos denominadores comunes: una localización inmejorable, un original concepto del diseño, un ambiente relajado y exclusivo, un personal atento y elegante y una cocina que se caracteriza por su sencillez.

Uno de los últimos restaurantes que han inaugurado es el Etienne Marcel, diseñado por los artistas Pierre Huyghe y Philippe Parreno y el equipo de diseñadores gráficos de la agencia M & M (directores creativos de Vogue París). Está situado, justamente, en un distrito donde se reúne la "flor y nata" del mundo de la moda. Y es que los hermanos Costes siempre eligen lugares marcados por la elegancia, el lujo, la modernidad, la creatividad o la cultura. De hecho tres de sus restaurantes están ubicados dentro de algunos de los iconos culturales de la ciudad: el Café Marly, en el Louvre; el Café de la Musique, diseñado por el prestigioso arquitecto Christian de Portzamparc, en La Villette; y el restaurante Georges, en el último piso del Centro Georges Pompidou.

Pero los establecimientos de los hermanos Costes, quienes cuentan con la colaboración del hijo de Gilbert, Thierry, están repartidos por todo París. Uno de sus establecimientos más emblemáticos, por ser uno de los más lujosos y exclusivos, es el Hotel Costes, situado en la Rue Saint Honoré; pero a éste hay que unir el Hotel París K Palace (en cuyo proyecto participó el arquitecto español Ricardo Bofill) o restaurantes tan acreditados como el L´Avenue y L´Esplanade.
No se sabe cuál será su próximo proyecto, pero lo que sí es seguro es que este trío de empresarios han logrado revitalizar esa imagen eterna del París más chic y elegante, porque han creado lugares donde la gente quiere alojarse, comer y, sobre todo, ver y ser visto.
Archivo de biografías
Buscador de biografías: