Harry de Inglaterra

Adolescente de sonrisa abierta, Harry (como prefiere que le llamen) ha sabido superar una infancia que se prometía sencilla pero que, sin embargo, se vio cubierta de oscuros nubarrones. Cuando aún era un niño, se hubo de enfrentar con la trágica noticia de la muerte de su madre, Diana de Gales. Sin embargo, el joven príncipe ha logrado encontrar el dulce sabor de la vida ayudado por sus gran aficción al deporte y su gran dedicación al ejército británico. 

Biografías relacionadas

Príncipe Carlos de Inglaterra

14 Noviembre 1948

Londres, Gran Bretaña

Guillermo de Inglaterra

21 Junio 1982

Paddington, Londres, Reino Unido

Isabel II de Inglaterra

21 Abril 1926

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de Harry de Inglaterra? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo

15 Septiembre 1984
St Mary's Hospital, Paddington, Londres
Página oficial: http://www.royal.gov.uk/
Horóscopo : Virgo

Segundo de los hijos de Carlos de Inglaterra y Lady Diana, Harry saborea su juventud convirtiéndose en uno de los personajes más populares y queridos de la Monarquía británica. Al igual que su hermano, el príncipe Guillermo, Harry o como le bautizaron durante sus primeros años "the Happy Prince", nació en el hospital St Mary y  su pelo pelirrojo pronto logró conquistar el corazón de los ingleses. Los primeros años de aprendizaje los pasó en la escuela Mrs Jane Mynors para más tarde continuarlos en la Ludgrove School, donde ya comenzó a destacar como un gran deportista.

La princesa Diana de Gales siempre quiso que sus hijos llevaran una vida “normal” a pesar de su posición y por ello no era extraño verles como una familia corriente pasando un día en el parque de atracciones, acudiendo a merendar al McDonald's e incluso pasando una tarde en el cine. Pero esta ‘normalidad’ pronto llegaría a su fin, primero con el escandaloso divorcio de sus padres y más tarde cuando tan solo contaba con 12 años con el fatídico fallecimiento de su madre, la Princesa de Gales, quien sentía pura pasión por sus dos hijos.

Al igual que su hermano mayor, Harry demostró una gran valentía y sacó fuerzas de donde no las había para afrontar esta devastadora perdida, que sin duda marcaría el trascurso de su adolescencia. En los meses inmediatamente después de la muerte de su madre, el pequeño Príncipe fue apartado de la vida pública reapareciendo en octubre de 1997 en un viaja de ocho días a Sudáfrica junto a su padre y más tarde acudiendo a un concierto solidario de las Spice Girls, uno de sus grupos favoritos.

En septiembre de 1998, un año después del trágico accidente de tráfico que le costó la vida a Lady Di, Guillermo y Harry emitieron un comunicado conjunto pidiendo a la prensa y al público intimidad para poder continuar con sus vidas, algo que se cumplió al pie de la letra.

Harry continuó con sus estudios secundarios en el mismo centro que el príncipe Guillermo, en el Eton College, uno de los centros de enseñaza más prestigiosos de Gran Bretaña y aunque no destacó como el primogénito del Príncipe de Gañes por sus buenas notas se convirtió instantáneamente en uno de los más populares entre sus compañeros. Además, Harry destacó por ser un gran deportista y entre sus deportes favoritos se encontraban el rápel, el fútbol y el esquí.

Una vez se hubo graduado en Eton, y siguiendo los ‘sabios’ pasos de su hermano, el segundo hijo del príncipe Carlos de Inglaterra y Diana, se tomó un año sabático, que logró alargar hasta convertirlo en dos. Los primeros meses los paso en un rancho australiano y el resto se los gastó entre Argentina y África, donde realizó un documental sobre la difícil situación de los huérfanos en Lesotho. Con el mismo corazón solidario que su madre, Harry acabó creando una fundación solidaria con el fin de recaudar fondos para los niños en riesgos de exclusión social.

A pesar de su gran corazón solidario y sus buenas acciones, Harry también ha provocado algún que otro ‘escándalo’, el más sonado cuando a principios de 2005 asistió a una fiesta de disfraces con un uniforme nazi, tan solo unos días antes del aniversario del Holocausto. Clarence House emitió inmediatamente una disculpa pidiendo perdón por el daño causado. Ese mismo año y buscando un camino mejor, el Príncipe comenzó una nueva etapa en su vida alistándose en la prestigiosa academia militar de Sandhurst.

Tras completar un curso sobre blindados, Harry se incorporó al regimiento Blues and Royals y más tarde se graduó como piloto de las Fuerzas Aéreas Reales británicas (RAF). Y a pesar de las controversias que generó el deseo del Príncipe de acudir dentro de una misión a Afganistán, el segundo hijo del Príncipe de Gales acabó acudiendo junto a la Armada británica al país durante 10 semanas.

Dejando el ejército al un lado, Harry encontró el amor ¿la afortunada? Una joven rubia sudafricana llamada Chelsy Davy con la que comenzó a salir en 2004. Natural de Bulawayo, Zimbabwe, Chelsy, procedente de una familia de clase alta, llevo la estabilidad a la vida de Harry, y a pesar de los kilómetros que les separaban pues la joven estudiaba Económicas en la Universidad de Ciudad del Cabo, siempre sacaban tiempo para estar juntos. Una vez licenciada, Chelsy se tomó un año sabático para viajar por los Estados Unidos al que puso fin en septiembre de 2007 incorporándose a la Universidad de Leeds donde acabaría licenciándose en Derecho.

Y cuando parecía que la sudafricana se convertiría en la mujer de su vida, la pareja decidió a principios de 2009 tomarse un tiempo en su relación, un periodo en el que ambos reflexionaron para acabar retomando su relación, a la que pondrían el punto y final definitivo en octubre de 2010.

Archivo de biografías
Buscador de biografías:

Recomendaciones



Horóscopo