David Bustamante

David Bustamante hizo de una frase su seña de identidad. "Me bajé del andamio para triunfar". A él se subió muy joven y de él se bajó antes de que sus sueños se quebraran. Después de su paso por la Academia, donde las lágrimas delataron al cántabro como un hombre-niño con la sensibilidad a flor de piel, Bustamante inició una carrera con lo más importante a su favor: el cariño incondicional de un público que vio en su historia un cuento con final feliz.

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de David Bustamante? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo

25 Marzo 1982
San Vicente de la Barquera, Cantabria
Página oficial: http://www.davidbustamante.es/
Horóscopo : Aries

De la obra al triunfo, pasando por el trabajo y las lágrimas. David Bustamante tiene una mirada muy especial. Tierno pero seguro de que su encanto le abrirá puertas. De hecho, el mercado discográfico ha temblado por la fuerza con que su primer disco se fue agotando en las estanterías de los establecimientos especializados. Ni Rosa López, ganadora de la primera edición de Operación triunfo pudo con este huracán. 600.000 copias vendidas en tres días es una cifra que sólo ha sido superada en España por el consagrado Alejandro Sanz.Quién le iba a decir a un adolescente cántabro que él superaría, en cuanto a ventas y número de fans, al carismático Sergio Dalma. Aquel cantante que fue a su pueblo y con el que el inquieto Bustamante logró fotografiarse.

Años después quiso acudir a los casting de Operación Triunfo. Los fue superando uno a uno, con su padre siempre a su lado. El padre de Bustamante probablemente haya ido labrando poco a poco la pasión por la música en su hijo. Y David sorprendió a toda su familia con apenas doce años, cuando en el bautizo de un primo se arrancó por Los Pecos y realizó una interpretación impecable del difícil tema Guitarra.

A los dieciséis años, sorprendiendo a todos, decidió que los libros no eran lo suyo. De poco sirvió que sus notas hubieran sido hasta entonces notables. Quiso aparcar ese periodo y dedicarse a trabajar. El lugar: en la construcción junto a su padre. Allá, en lo alto del andamio, con su paleta y demás instrumental, David Bustamante se dedicaba a dar unas notas de alegría a sus compañeros de faena. Se fue despertando a una realidad: había nacido para cantar. Y, desde esta seguridad, comenzó a cantar en fiestas e incluso se presentó para concursar en Lluvia de estrellas.

La oportunidad le llegó al poco tiempo. Cuando formó parte de los dieciséis seleccionados de Operación Triunfo y entró en la Academia. Allí demostró sus ganas de aprender pero, también, los lógicos deslices de juventud extrema. El público todo se lo perdonó. Les pareció, ante todo, un luchador. Y le premiaron convirtiéndole en el tercer finalista del concurso.

Acompañó a Rosa al festival de Eurovisión. Encajó bien la séptima plaza (frente a las expectativas y previsiones que les colocaban en una primera plaza). Tal vez, a Tallín le fueran llegando noticias sobre el éxito rotundo de su primer álbum en solitario. Y eso alegra incluso a los más grandes.

Su segundo disco llegó en 2003, se titulaba Así soy yo y se convirtió en su carta de presentación para países como Venezuela, México, Ecuador, Costa Rica o Puerto Rico. Con un doble disco de platino bajo el brazo y con muchas ganas de seguir cosechando éxitos, en 2005 lanzó el álbum Caricias al alma, grabado entre España y en Italia y con el que el cantabro se mantuvo cuatro semanas seguidas como número 1 de ventas en nuestro país. En este disco, como bien indica su nombre no solo puso el alma sino también mucha pasión, en palabras del cantante éste reunía “todas las formas de cantarle al amor”.

Y tanto canto al amor que éste acabó llamando a su puerta. David se enamoró de la actriz Paula Echeverría y Paula Echevarría se enamoró de David. Aquel chico que cantaba sobre el andamio encontró a su princesa y su historia de amor acabó en boda. David y Paula se casaron el 22 de julio de 2006 en la basílica de Covadonga ante la atenta mirada de miles de fans y más de 300 invitados. El cantante vistió un chaqué del diseñador Jesús Vargas, con complementos en plata, negro y blanco y Paula, radiante, eligió para este día tan especial un vestido blanco adornado con un escote en pico de encaje francés y un velo de seda de tres metros de largo de Rosa Clará.

La ceremonia religiosa oficiada por el abad de Covadonga, Florentino Hoyos, que es tío del cantante, tuvo un claro sabor asturiano con la actuación del Coro Santa María de Solvay, y un cuarteto de cuerda, acompañado por sopranos y barítonos procedentes del Principado de Asturias.

Después de vender más de 1 millón de discos, en 2006 llegó su álbum Pentimento. Su pincelada más personal para rendir homenaje a los más grandes compositores de todos los tiempos y en donde dejó patente el buen momento que estaba atravesando no solo en su vida profesional sino también en la personal.

En el 2007, tan solo un año antes de convertirse en papá, Bustamante regresó más latino y romántico que nunca con su quinto trabajo discográfico, Al filo de la irrealidad, en el que hasta se atrevió a componer dos de los temas del álbum.

El 2008 fue para David uno de los mejores años de su vida. El 17 de agosto venía al mundo Daniela, su primera hija y el cantante ponía al mundo a sus pies. La pequeña pesó al nacer 3,3 kilos y midió 50 centímetros y en palabras de su orgulloso papá se convirtió en la niña “más bonita del mundo”.

David ha hecho de su vida todo aquello que soñó. Ha triunfado en la música y ha conseguido formar esa familia que una vez imaginó.

Archivo de biografías
Buscador de biografías:

Recomendaciones



Horóscopo