David Bouley

Formado por algunos de los mejores chefs de Francia, David Bouley está considerado como "figura de referencia" dentro de la alta cocina estadounidense. Naomi Campbell o Liam Neeson son sólo algunas de las muchas celebridades que han pasado por las mesas de sus afamados restaurantes, "Bouley" y "Danube". Y es que parece que todo el mundo en Nueva York suspira por degustar los innovadores platos y recetas de los que es artífice.

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de David Bouley? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo



Tal vez fue la influencia que durante los primeros años de su vida ejerció sobre él su abuela materna, gran amante de los fogones, lo que hizo que David Bouley se convirtiera con el tiempo en uno de los cocineros más admirados y respetados a nivel internacional. Nacido en Storrs (Connecticut), Bouley empezó a trabajar en restaurantes desde muy joven aunque, posteriormente, decidió viajar a Francia para estudiar Arte e Historia en la Sorbona de París. Aún así, el joven cocinero nunca se alejó del mundo de la restauración ya que, además de acudir a sus clases en la universidad, encontró trabajo en diferentes bistrots, donde tuvo la suerte de aprender con los mejores chefs del país galo: Bocuse, Robuchon, Vergé, Girardet...

Una vez regresó a EEUU, Bouley trabajó en varios restaurantes franceses de Nueva York. En 1985 elabora un original menú para un local de nueva apertura llamado "Montrachet", que pronto conseguiría tres estrellas en el prestigioso "New York Times".

Respaldada su labor por la crítica, el cocinero decide dos años después abrir en Tribeca su primer local al que bautizaría con el nombre de "Bouley". En muy poco tiempo el restaurante comienza a cosechar premios y elogios convirtiéndose en uno de los lugares más conocidos y reputados del país, donde los clientes disfrutan de platos elaborados, de gran calidad y muy creativos.

No obstante, en el año 1996 la inquietud del chef le lleva a cerrar las puertas de su exitoso local para centrarse en la investigación de nuevas técnicas y fórmulas de cocina. Tan sólo un año más tarde abre "Bouly Bakery" en la denominada zona cero de Nueva York, una panadería-restaurante, igualmente alabado por la crítica y el público. Ya en septiembre de 1999, el cocinero inaugura "Danube", otro encantador local (ubicado a pocos metros del anterior), de romántica decoración y cuyos platos se inspiran en las cocinas europeas del Este.

Todo marcha 'sobre ruedas' hasta que los desgraciados acontecimientos del 11 de septiembre de 2001 hacen que David Bouley se vea obligado a cerrar sus dos restaurantes, dados los grandes desperfectos ocasionados por el ataque terrorista. Pero lejos de venirse abajo, el chef se pone manos a la obra para recuperar sus negocios y finanzas, e incluso monta un local donde da de comer a los cientos de voluntarios que 'arriman el hombro' en las labores humanitarias, llegando a servir cerca de 1.800.000 comidas.

Tras varios meses de reformas y remodelaciones, el cocinero reabre "Danube" y "Bouley" (que recupera su nombre original), sin perder una gota del prestigio, fama y reconocimiento del que siempre habían gozado.
Archivo de biografías
Buscador de biografías: