Antonio Banderas

Trabajo, arrojo, tenacidad, una sonrisa irresistible y una estampa digna heredera de la legendaria apostura de Errol Flynn y Tyrone Power, han hecho de este actor malagueño, el gran sucesor de Rodolfo Valentino

Biografías relacionadas

Melanie Griffith

7 Agosto 1957

Nueva York, Usa

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de Antonio Banderas? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo

10 Agosto 1960
Málaga, España
Horóscopo : Leo

Tras convertirse en el galán más importante del cine español, tuvo la valentía, para unos, la osadía, para otros, de lanzarse a conquistar las Américas y lo logró a base de esfuerzo y de una inquebrantable confianza en sí mismo. Sencillo y afable ha logrado que la fama no emborrone la simpática imagen que sus compatriotas tenemos de él.

Auténtico enamorado de su tierra Antonio creció al abrigo de una familia modesta, que siempre intentó dar a su hijo lo mejor. Hijo de un comisario de policía(José) y una profesora de instituto (Anita) estudió en el colegio El Divino Pastor, lugar en el que el pequeño António decidió que lo suyo era el fútbol. Jugador del filial del Málaga, Banderas vio truncada su carrera futbolística cuando se rompió el pie, momento en el que tuvo que replantearse su futuro.

En ese momento desarrolló una gran pasión por la interpretación y todo a raíz de ver la producción teatral Hair. Colgó las botas y comenzó sus estudios en la Escuela de Arte Dramático de Málaga, donde debutó como actor interpretando un pequeño papel en una obra.

Vehemente, apasionado y aventurero, Antonio Banderas, se trasladó a Madrid a los 19 años en busca de una carrera como actor y después de trabajar como camarero y eventualmente como modelo. Se unió a la compañía del Teatro Nacional, y se convirtió en el miembro más joven de la compañía. Fue en una de esas representaciones donde Pedro Almodóvar se quedó ‘extasiado’ con la actuación del actor y quiso que fuera el actor principal de su película Laberinto de pasiones. El resultado fue tan bueno que el director manchego continuó contando con el malagueño en sus siguientes producciones entre ellas: Matado, ¡Átame! o Mujeres al borde de un ataque de nervios.

Sus interpretaciones al lado de Pedro Almodóvar lo prepararon para el reconocimiento internacional que comenzaría con la nominación al Oscar como Mejor Película de Habla No Inglesa de Mujeres al borde de un ataque de nervios. Casado desde 1988 con la actriz Ana Leza, de la que se divorciaría en 1996, Antonio comenzó su andadura ‘hollywudiense’. Debutó en 1992 en la película The Mambo Kings, en donde al no dominar el inglés su dialogo le fue enseñado fonéticamente. Pero su gran oportunidad le llegó un año después en la piel de un chico con Sida en Philadelphia, donde compartió protagonismo con Tom Hanks.

La meca del cine abrió las puertas a este andaluz, que logró un papel junto a Tom Cruise y Brad Pitt en Entrevista con un vampiro y actuar al lado de Madonna en Evita. Considerado ya una estrella al otro lado del Atlántico, Antonio se queda prendado de su compañera de reparto en Two Much (1995), la actriz Melanie Griffith, a la que ya admiraba mucho antes de conocerla. Su amor fue correspondido y la ex esposa de Don Johnson no dudo en emprender una historia de amor con el malagueño al que daría el 'sí quiero' tan solo un año después de rodar el filme, el 14 de mayo de 1996.

Aunque madre de dos hijos, Dakota, fruto de su matrimonio con Don Johnson y Alexander de su relación con Steven Bauer, Antonio Banderas quiso ser padre con la mujer de su vida y tuvieron a Stella del Carmen, formando así una de las parejas más estables del cine.

Convertido en el Zorro, un papel para el que se entrenó con el equipo de esgrima español y para el que recibió clases de equitación, el actor decidió probar en 1999 suerte como director y se puso tras las cámaras para crear Locos en Alabama, protagonizada por su esposa. Esta experiencia acabó gustándole y volvió a repetir con buena crítica en 2006 con El camino de los ingleses.

Afincado en Los Ángeles, Antonio Banderas se escapa a España siempre que puede para visitar a su familia y si hay algo que no perdona es la Semana Santa malagueña, una cita a la que intenta acudir año tras años.

Con una estrella en el Paseo de la Fama y una carrera cinematográfica consagrada, Antonio no solo ha abierto las puertas de la Hollywood a otros actores como Penélope Cruz o Javier Bardem, sino también ha conseguido hacer realidad las cosas que siempre soñó, ha conseguido formar una familia, tener su propia bodega de vinos españoles y hasta su propia productora cinematográfica, Green Moon Productions.

Archivo de biografías
Buscador de biografías: