Las 4 técnicas de maquillaje que han hecho universal el canon de belleza de las Kardashian

No sólo son las reinas del 'contouring'. Toma nota de esta guía práctica para conocer estas otras técnicas que también usan las famosas hermanas

La 'reina del contouring'. Así llegamos a 'bautizar' a Kim Kardashian. No hay duda de que esta técnica ha sido el santo y seña en cuestión de maquillaje de la celebrity. Tanto, que incluso se lanzó a su aventura cosmética  con su propia gama de productos, ideados, como no podía ser de otra manera, para esculpir el rostro. Esta técnica es, pues, el número 1 de las lecciones que hemos aprendido del clan, pero no solo del contouring viven las Kardashian. Ellas también han probado algunas de las técnicas de maquillaje que te resumimos a continuación y que cualquier beauty adicta que se precie debería conocer. Si todavía no estás muy al día de todos estos anglicismos, en HOLA.com te vamos a dar una guía muy práctica para que te conviertas en toda una experta.

Lee también: El 'contouring' también es para el verano, palabra de Kim Kardashian

kylie-jenner-getty2VER GALERÍA

DRAPING

Samuel Miranda, maquillador de Kendo asegura que el contouring está desapareciendo, y lo que está pegando con fuerza es el draping. Se trata de una nueva tendencia traída de los años 80 creada por el maquillador Way Bandy, que nos ayuda a estructurar nuestro rostro con la ayuda del blush (ya sea en crema o en polvo). "Consiste en construir un rubor a tu medida con un efecto natural. El draping tiene una forma de aplicarlo en concreto dependiendo del tipo de rostro y del efecto que queramos conseguir". Lo bueno de esta técnica no solo es que permite crear un maquillaje en pocos gestos, ya que el rostro se esculpe combinando un dúo de blush claro y oscuro, sino que es la técnica perfecta para las menos mañosas con la brocha

Lo que se consigue aplicando los dos tonos opuestos de colorete, añade Miguel Álvarez, maquillador oficial de Max Factor, "es un contraste que tiene como resultado un rostro saludable y luminoso”. Por su parte, el Global Make Up Artist de Marc Jacobs Beauty, Gilber Soliz, asegura que cada rostro es diferente y por eso, siempre le gusta empezar de cero: "Cuando tengo una clienta frente a mí, que cada una es única y diferente, según su óvalo facial y tono de piel, escojo el tono y la técnica a aplicar".

kim_kardashianVER GALERÍA

BAKING

"Es un modo de fijación del maquillaje, sobre todo bajo los ojos, que consiste en fijar polvos sueltos sobre dos capas de corrector. De este modo, la cobertura es casi total y al cabo de unos minutos y gracias al calor de la piel, ambos productos se unen y crean una capa de corrector fijo e inamovible. El polvo sobrante se retira con una brocha de pelo suelto", nos dice Gato, maquillador oficial de Maybelline NY, que opina que es "un método efectivo para chicas con ojeras muy oscuras o que tienden a absorber el maquillaje".

"Es importante tener la zona muy hidratada y cuidada. Hay que batir bien ambas capas de corrector. La piel tiene que estar perfectamente maquillada antes de depositar el polvo", apunta Gato que nos da un tip que debes tener en cuenta: "Es un error aplicar una capa demasiado gruesa de corrector. Mejor dos capas ligeras".

"Claramente existe una tendencia, con muchas seguidoras, a maquillajes muy trabajados, con correcciones en rostro, cejas, párpados que buscan una piel muy filtrada, mate y apolvada. Y el baking ayuda a conseguir esos efectos. Pero no es una técnica nueva. Siempre ha sido muy usada en teatro y actuaciones ya que ayuda a que el maquillaje aguante bien el sudor y los focos", añade.

kendallVER GALERÍA

WHISKING

¿Qué pasa si 1 + 1 es igual a 3? Es la teoría del whisking, que apuesta por mezclar dos cosméticos para crear un tercero multiuso. Por ejemplo, añadir un poco de autobronceador a la crema de cuerpo para conseguir un falso dorado a prueba de errores, crear un corrector de ojeras ligero mezclándolo con crema para el contorno, darle un toque reafirmante a la base de maquillaje con unas gotas de serum de efecto lifting o crear tu propia crema con color uniendo hidratante y maquillaje. Tal y como nos explica Gato, entre sus beneficios está que: "Abre el abanico de posibilidades a nuevas mezclas y fórmulas caseras. Además consigues ahorrar al conseguir sacar utilidades nuevas a los productos que ya tienes".

Para él, sus combinaciones favoritas son: "Me gusta conseguir mi propios tonos de labial mezclando entre ellos: mates con gloss para un efecto vamp brillante y opaco al mismo tiempo; o labial y corrector para crear coloretes en crema suaves y luminosos. También mezclo el corrector y el iluminador para tratar ojos que, además de ojeras, están ligeramente hundidos y el iluminador ayudará a 'proyectar'". "El secreto de mezclar se aprende improvisando, por lo que hay que echarle imaginación y adaptar al máximo el maquillaje del que dispones al resultado que buscar. Por ejemplo, si la base de maquillaje te queda demasiado cetrina, pues añade un toque de labial rojo en el dorso de la mano y mézclalo con unas gotas de base antes de aplicarla.

Más sobre

Regístrate para comentar