Belleza práctica: saca partido a la mascarilla capilar

No te pierdas estos consejos para aprovechar sus propiedades

Sueles usar mascarilla para tu cabello, pero ¿la estás utilizando bien? No basta con aplicársela tras el champú y retirarla con agua. ¡Apunta estos consejos!

Cuándo
Normalmente sometemos a nuestro cabello a muchos factores que lo dañan -tintes, mechas, brushing, piscina, sol, etc.- y es especialmente importante la protección. La mascarilla tiene un poder de hidratación y protección intensivo, así que su uso está indicado de forma periódica para contrarrestar el daño que podamos haber causado a nuestro pelo.

Cómo
Beatriz Matallana, peluquera oficial de la Pasarela Cibeles te da este consejo: “Aplica la mascarilla en el cabello ya seco con una toalla y, tras la aplicación, enróllate en la cabeza una toalla mojada en agua caliente. Déjala entre cinco y diez minutos y aclara con agua muy fría. El resultado, espectacular”. Además, el shampunier de Pantene Pro-V, Rafael Artero, precisa que “lo importante es conseguir potenciar el efecto de la mascarilla y un buen truco es a través del calor, que podemos conseguirlo en la misma ducha, lavando el cabello primero y dejando actuar la mascarilla durante la duración de la ducha. Pero también podemos lograrlo a posteriori, por ejemplo con un gorro de ducha o con una toalla humedecida en agua caliente. En cualquier caso, hay que dejar actuar el producto durante al menos 3 minutos”.

Y además
-Si el cabello es largo, la mascarilla tiene que aplicarse desde las puntas hacia la mitad del cabello. En cambio, si el cabello es corto, el producto sólo se aplicará en las puntas. En ambos casos es importante evitar que la mascarilla entre en contacto con la raíz.
-La frecuencia de uso depende del estado de salud del cabello, pero se recomienda empezar el tratamiento utilizándola de dos a tres veces por semana y, posteriormente, una vez a la semana.


Más sobre

Regístrate para comentar