Mantén tu pelo ¡lleno de color!

Los expertos de la firma H&S resumen los puntos clave para cuidar el cabello teñido o con mechas


¿Llevas tinte o mechas en tu cabello? Entonces, seguro que te interesa saber cómo mantener radiante el color de tu pelo, pues sabes que las necesidades de un pelo coloreado son algo diferentes a las del resto de cabellos. Por eso, con la ayuda de los expertos de la firma H&S te resumimos un práctico decálogo con los consejos básicos para mantener un pelo radiante. 

  • Sanéate las puntas frecuentemente. Es fundamental, pues cuanto más sano tengas el pelo, más tiempo te durará la coloración. Por ello, es importante visitar la peluquería cada 6 semanas.
  • Usa protector capilar si te expones al sol. Si proteges tu piel de los efectos del sol, ¿por qué no proteger el cabello? Conviene elegir productos con base de agua y no de aceite, más eficaces para cabellos teñidos.
  • Usa una mascarilla capilar al menos una vez a la semana. Es fundamental incluir este producto en la rutina de cuidado del cabello. ¿La razón? Las mascarillas aumentan el brillo del pelo, por lo que conviene aplicarla sobre el cabello ligeramente humedecido con agua caliente y envolverlo si se puede con una toalla, para que penetre mejor.
  • Bebe mucha agua: el pelo es un reflejo de su salud. Hidratándote por dentro, lo notarás por fuera, no sólo en la piel, sino también en tu cabello; y si éste está más hidratado, el color se mantendrá durante más tiempo.
  • No te olvides de hidratar tu cabello. Además de desde dentro, es importante usar productos que lo hidraten desde fuera, pues el color penetra mejor de la raíz a las puntas y permanece más tiempo como el primer día.
  • No cambies el color de tu pelo con demasiada frecuencia. Cada vez que te tiñes, estás cambiando la base del color del cabello, por lo que se necesitan más químicos para conseguir el color deseado, y así más se daña. Si quieres cambios de color, prueba a hacerlo de manera gradual: tu pelo te lo agradecerá.
  • Aclara tu pelo siempre que te bañes en el mar o en la piscina. La sal y el cloro pueden secarlo y estropearlo; por eso, no te olvides de aclararlo tras cada baño, un simple gesto que hará que tu pelo brille aún con más fuerza.
  • No te toques mucho el pelo, pues cada vez que lo haces, sin darte cuenta puedes estar dañando la cutícula. Además de ensuciar tu pelo con las manos, inconscientemente estarás dañando el cuero cabelludo.
  • No uses secadores de pelo siempre que te laves la cabeza. Los secadores, las tenacillas, etc, contribuyen a que esté más poroso y, por tanto, será más difícil mantener el color. Un consejo: cuando te seques el pelo, hazlo boca abajo, para que el calor llegue sólo a la parte de abajo y no al cuero cabelludo.
  • Y, por último, elige un champú que mantenga el color y que se adecue a tu cuero cabelludo. No te preocupes por lavarlo a diario, ya que en un pelo recién lavado siempre luce mejor el color, porque tendrá más brillo.

¿Llevas el pelo teñido? ¿Cómo lo cuidas?

Más sobre

Regístrate para comentar