26 ABRIL 2013

'Operación bikini' en el gimnasio: sí, pero con cabeza

Cuatro claves para sacar partido a tus horas de gimnasio de cara al verano

null

En primavera, llegan las prisas. El verano está a la vuelta de la esquina y quien más quien menos quiere dejar atrás el michelín que no puede estar a la vista cuando llegue el momento de sacar la ropa de baño. En los gimnasios lo saben y al igual que en enero tras las navidades, la vuelta al gimnasio en abril y mayo es un clásico. “Muchos usuarios regresan al gimnasio que no han pisado desde el momento de su inscripción, y otros nuevos se apuntan pensando que en dos o tres meses se puede conseguir lo que otros consiguen con constancia durante todo el año. Desde la Federación de Empresarios de Instalaciones Deportivas insistimos en que la perseverancia, seleccionar una actividad adecuada a nuestros gustos y capacidad y, por supuesto, mantener una dieta equilibrada es básico para conseguir un cuerpo denominado 10”, afirma Hortensia Vigil, presidenta de FNEID.

Incluir el ejercicio en nuestros hábitos
“Es muy importante mantener la rutina de practicar ejercicio todos los meses, no sólo cuando se acerca el verano y por cuestiones de estética, también porque el deporte influye de forma positiva en nuestro día a día. Mejora nuestra salud y nos hace sentir mejor anímicamente, con mayor optimismo y un adecuado equilibrio mental”, afirma. En concreto, a nivel físico – además del tan deseado “cuerpo 10” - el deporte ayuda a prevenir la aparición de enfermedades asociadas al sedentarismo y al nuevo estilo de vida del siglo XXI, tales como la obesidad, el colesterol, la diabetes, osteoporosis o dolencias cardiovasculares. Asimismo, cuando practicamos ejercicio, generamos endorfinas que producen un efecto positivo sobre nuestro estado anímico, lo que nos ayuda a sentirnos mejor.
Eso sí, para sacar partido a esos días de gimnasio, has de tener en cuenta una serie de factores

1. Los milagros no existen. Quienes acudan al gimnasio con la esperanza de perder peso o esculpir una silueta nueva de forma inmediata se frustrarán. El cliente tiene que tener claro que bajar los kilos de más cogidos durante los meses de otoño e invierno es una tarea continuada en el tiempo, que requiere constancia y práctica diaria.

2. Elegir bien la actividad. Intenta buscar alternativas que se adecuen a tus gustos y necesidades físicas. La clave para mantener esta necesaria rutina está en elegir una actividad que nos guste, que esté acorde con nuestros intereses, edad y limitaciones y que estemos bien asesorados por personal cualificado para que no suframos ninguna lesión innecesaria por haber practicado deporte de forma errónea.

3. Buenas instalaciones. Desde  la FNEID insisten en que para que acudir al gimnasio no se convierta en una carrera de obstáculos, debemos buscar una instalación próxima a nuestro hogar o centro de trabajo, con un horario que sea compatible con nuestras tareas cotidianas, unas instalaciones que se encuentren en buen estado y monitores que nos ayuden a practicar ejercicio de forma correcta.

4. Ojo con la dieta. La práctica de deporte debe ir acompañada de una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras y hortalizas. De nada servirá que el usuario se “machaque” en el gimnasio si después come sin mesura.


- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook