06 SEPTIEMBRE 2012

Apuntarse al gimnasio: ¿quieres resolver tus dudas?

Hay muchos factores que debes tener en cuenta a la hora de decantarte por uno u otro centro

null

Septiembre es uno de los meses –junto con enero- en los que más personas deciden, ¡de una vez por todas!, ponerse en forma. Y los gimnasios viven su particular boom. Si has decidido apuntarte para perder esos kilos de más y ganar en salud, puede que te surjan dudas, sobre todo si nunca has tenido una ‘experiencia gym’. Vamos a intentar solucionarte las dudas más frecuentes para que… ¡des en el clavo!

¿Son importantes las referencias?
Lo cierto es que cada persona puede hablar de su propia experiencia, y se cumple el dicho que afirma que 'cada cual cuenta la feria según le va en ella', pues no todas las personas opinamos igual. Pero sí que es importante que conozcas alguna opinión del centro para hacerte una idea de su reputación. Pregunta a compañeros de trabajo o amigos qué hacen, qué pegas y beneficios le ponen a su lugar de ejercicio.

¿Es importante que esté cerca de casa?
La primera de las tareas que debemos tener en cuenta a la hora de elegir gimnasio es su situación. No debería estar a más de diez minutos de nuestro trabajo o nuestra casa. Aunque, a veces, sea mejor elegir uno situado un poco más lejos porque ofrece mejor servicio que el que está junto a la oficina, en muchos casos, la pereza de ir a un lugar lejano nos ayuda a abandonar antes. Piénsatelo bien.

¿Debo pedir que me enseñen el centro?
Cuando vayas a pedir información no sólo debe interesarte el precio: no te vayas sin ver el sitio. Te ayudará a decidirte aunque en las revistas hablen de maravillas del lugar. El entrenador Marcos Flórez nos contaba que, aunque parezca mentira, mucha gente no pide verlo. Una de las cosas más importantes en un gimnasio es la limpieza, así que, si es posible, entra a los vestuarios y compruébalo. Y aunque no quieras ducharte allí, las duchas suelen ser un reflejo de la limpieza del centro. Además, cuando lo visites, intenta mirar la 'atmósfera'. ¿Te sientes identificado con la gente que hay? Esta es una de las principales causas de bajas.

¿Cómo puedo saber si está bien equipado?
No hay duda de que el material del que disponga el gimnasio es fundamental. Por eso, es importante, cuando visites el centro, que te fijes en este detalle: que tengan el suficiente y que, además, no esté lleno de carteles de "no funciona". El aspecto del centro te dirá si lo cuidan o no. Fíjate también en cómo está de gente a la hora que pretendes ir. ¿Está todo el material ordenado? Muchas veces es casi imposible encontrar la pareja de la mancuerna (pesa) que tienes que usar. Otras veces ves una pesa, la dejas junto al banco que usarás, buscas la otra y cuando vuelves se la han llevado ya...

¿Y los profesionales?
Son, sin duda, la piedra angular del gimnasio. Como apunta Marcos Flórez, "lo más importante, el alma de un gimnasio, es el personal, especialmente los entrenadores". Muchas veces los propios entrenadores también muestran el centro, y si por casualidad mientras lo estás viendo te dejan un momento para rectificar a alguien que hace algo incorrecto, ¿qué mejor muestra quiere de que cuidan a sus clientes? Además, si la información no la da el propio entrenador, pide hablar con él y que te cuente.

¿Es mejor que vaya sola o con alguna amiga?
Formar un grupo para realizar cualquier actividad física resulta más gratificante y, además y sobre todo, potencia la motivación. Quedar en el gimnasio en vez de en una cafetería son formas de animarse unas a otras y mantenerse fieles al programa de ejercicio. Si vas acompañada, seguramente tengas menos faltas.

¿Es mejor recurrir a un entrenador personal?
Lo cierto es que no todos necesitamos lo mismo, y recurrir a una opinión experta puede ser la clave para conseguir nuestros objetivos. Él valora nuestras necesidades y te proporcionará la tabla más indicada para tu caso concreto. Ahora bien, si te ha indicado una serie de ejercicios para realizar, intenta cumplirlos, sin pasarte y sin quedarte corta. Si algo no funciona y consideras que debe variar, no tomes la decisión unilateralmente y consúltalo con él antes de dar el paso.

¿Y si sólo me gustan las actividades de grupo?
Suelen ser más atractivas, pero lo cierto es que no conviene que te centres tan sólo en actividades colectivas como aeróbic, aquagym, salsa, etc, que pueden parecerte más entretenidas. Combínalas con ejercicios para fortalecer tus músculos y no quedarte flácida.

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Recomendaciones



Horóscopo