14 OCTUBRE 2010

Toma nota: los cinco errores más comunes en el gimnasio

La falta de constancia, la prisa por lograr los objetivos, no ponerse en manos expertas...

Gimnasio Ampliar

Decidido: te vas a apuntar al gimnasio. Has dejado de lado ¡por fin! la pereza, y ya has pagado hasta la matrícula. El primer paso está dado. Ahora tienes por delante lo más difícil: sacarle el máximo rendimiento y decir adiós a los kilos de más que han llegado con la intención de quedarse. Sin embargo, hay veces en las que poco a poco ves, con desesperación, que tus objetivos no se cumplen. Y, en ocasiones, se debe a errores que puedes evitar. Te resumimos los cinco más habituales.

  • Obsesionarte por adelgazar. Las prisas, casi siempre, son malas consejeras. No te agobies por conseguir los resultados demasiado rápido, sobre todo si no estabas acostumbrado a hacer ejercicio antes. Las consecuencias pueden ser negativas, en forma de lesiones. Es muy importante pensar que las cosas duraderas se consiguen poco a poco.
  • Apuntarte a actividades que no son para ti. Aunque sean las que mejor te cuadran por horarios o porque irías acompañada por tus amigas, no siempre tienen que ser las mejores para ti, por tu nivel o porque no se adapten a tu perfil ni a tus objetivos. Por eso, es importante que te asesoren.
  • Ser inconstante. La constancia es fundamental, pues tienes que tener en cuenta que no sirve de nada entrenar una semana sí y la otra no, por lo que no es mala idea incluso anotar las visitas al gimnasio en la agenda, dándoles la misma importancia que a una reunión o una cita con un amigo. Para conseguirlo, organiza tu tiempo y reserva al menos tres horas a la semana para acudir al gimnasio. Hay que intentar ser disciplinado y regular. Puede ayudarte formar un grupo para realizar cualquier actividad física, pues resulta más gratificante y, además, potencia la motivación. Quedar en el gimnasio en vez de en una cafetería son formas de animarse unas a otras y mantenerse fieles al programa de ejercicio.
  • No tener claro cuáles son tus objetivos. Pueden variar: perder peso, ganar masa muscular, mejorar tu condición física... Para ayudarte, la figura del entrenador personal puede ser tu mejor aliada: él será quien le proporcionará la tabla más indicada para tu caso concreto. Y es que no todos necesitamos lo mismo. Ahora bien, si te ha indicado una serie de ejercicios para realizar, intenta cumplirlos, sin pasarte y sin quedarte corta. Si algo no funciona y considera que debes variar, no tomes la decisión unilateralmente y consúltalo con él antes de dar el paso.
  • Centrarte tan sólo en actividades colectivas. Aeróbic, aquagym, salsa... Pueden parecerte más entretenidas, pero conviene combinarlas con ejercicios para fortalecer tus músculos y no quedarte flácida.

Y, además... sobre todo, no hay que caer en el error de convertir el ejercicio físico en una obligación, sino en una pasión. El ejercicio es tremendamente saludable y que, además de ayudarte a conseguir tu peso ideal, te hará sentir mejor.

¿Estás apuntada al gimnasio? Comparte tu experiencia en nuestro foro.

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook