fitness y cuidado del cuerpo

Juan Rallo es entrenador personal, escritor del libro “Estupenda en 9 semanas y media” y creador del sistema de entrenamiento tuotrogimnasio.com

Pros y contras de las placas vibratrorias

Seguramente las conocerás al haberlas visto en la tele por la noche, en una de esas veladas de insomnio. Son unas máquinas en las que el/la modelo se sube a una máquina y solo con la vibración se ponen en forma, a veces en 2 minutos al día, a veces en 5. Y todo ello sin perder la maravillosa sonrisa.
Ciertamente hay una línea profesional de este tipo de entrenamientos, con empresas serias detrás, tan serias como para poder permitirse imágenes de Fernando Alonso o Rafa Nadal junto a ellas, pero ¿realmente funcionan? Y si es así, ¿cómo lo hacen?

El sistema de entrenamiento por vibración aprovecha un reflejo de los músculos por el que se contraen en cuanto se estiran de manera repentina, y esto, por la vibración, hace que se produzcan una cantidad muy elevada de contracciones por minuto.

Una vez te subes en la máquina, la primera sensación es muy desagradable, porque existe la tendencia a subirse completamente de pie para manipular la consola como si fuera una cinta de correr, y en ese caso, al no haber ninguna articulación flexionada, las vibraciones llegan hasta el mismo cerebro, lo que es realmente incómodo. Ya en la segunda aprendes a que jamás debes subir de pie a una de estas máquinas.

Una vez pasado el susto inicial y adoptas la posición apropiada sientes exactamente lo que parece que vayas a sentir, una vibración muy intensa, algo violenta en la parte que tienes apoyada en la placa, bien sean las manos o los pies. Y solo cuanto ya te has acostumbrado a esta vibración empiezas a notar la fatiga muscular.

Por ponerte un ejemplo de los ejercicios, una postura típica es la de subirte apoyada en una sola pierna con la rodilla flexionada, dejando la pierna libre atrás y en el aire y con las manos agarrada a la consola, así trabajarías los muslos. Otra postura típica es la ponerte en la posición de hacer flexiones pero con las manos apoyadas en la placa en lugar de en el suelo y con los codos flexionados, así trabajas la zona pectoral.

Es una fatiga intensa, como de un ejercicio isométrico en el que el músculo, al no tener un movimiento amplio con sus fases de contracción relajación, no recibe sangre nueva y se cansa muy rápidamente. Es prácticamente como hacer un ejercicio isométrico. Los anuncios de la tele lo venden como una 'alternativa para vagos' para ponerse en forma, y en realidad, las marcas más profesionales,  también utilizan un poco esta imagen, pero tal vez sea este el error más grande de la gente que lo compra, pensar que no van a realizar ningún esfuerzo, porque nada más lejos de la realidad. Las contracciones musculares son intensas, como intenso es el esfuerzo necesario para mantener la postura. Cada postura se mantiene de dos a cuatro series de entre 30 y 60 segundos. Con lo que en 20 minutos hemos trabajado prácticamente todos los grupos musculares.

MI EXPERIENCIA
Hacía ya tiempo que había probado este tipo de máquinas, pero nunca más allá de una sesión, pues como digo la sensación es muy rara. Pero para escribir este artículo he entrenado durante un mes tres veces por semana en una de estas máquinas. Las conclusiones son las siguientes:
• Debo decir, tristemente, que la sensación no ha mejorado mucho del primer día al último.
• No he notado una mejora de tono muscular.
• El entrenamiento se me hace mucho más largo a pesar de que realmente me esté ahorrando un 30% del tiempo.
• No he notado ningún dolor extraño, pero realmente no me sentía cómodo y no sentía que fuera algo bueno para las articulaciones.
• No la voy a incorporar a mis planes de entrenamiento.

Os digo que esta es mi experiencia, no digo que tenga que ser la de todo el mundo, como siempre os recomiendo que lo probéis y decidáis vosotras mismas.
Sí te recomiendo que antes de comprar una para casa de baja calidad, que te va a costar un dinero, te vayas a un centro especializado si vives en una gran ciudad, o a un gimnasio que las tenga, y que las pruebes. De lo contrario puedes encontrarte con un trasto en casa y un gasto innecesario. Además, ten en cuenta que para que la vibración sea efectiva, se necesita una potencia importante que las de uso doméstico no tienen, con lo que te quedarías en un nivel de principiante y en un par de sesiones llegarías al tope de la máquina.

Otro tema que me preocupa acerca de la vibración es que no existen estudios a medio o largo plazo acerca de cómo afectan estas vibraciones a tu organismo, pues, al ser un sistema de generalización reciente, no hay feedbacks que reflejen sus efectos con el tiempo. Y no podemos olvidar que las vibraciones son pequeños traumas sobre las articulaciones, controlados sí, pero traumas.
Ciertamente tiene usos fisioterapéuticos que no vamos a mencionar aquí porque no tienen nada que ver con el entrenamiento ni con la estética.
Creo que el deporte en sí tiene todo lo que necesitas para ponerte en forma, y esta máquina, está bastante lejos de hacer milagros. Jamás me oirás decir que una actividad física es contraproducente, porque lo que realmente lo es en estos días es el sedentarismo y la sobrealimentación. Así que no te diré que quedarse en el sofá sea mejor que ir a entrenar con una placa vibratoria, pero sí que tienes cientos de actividades mucho más saludables y divertidas.

'Antiaging': todas las claves de los planes de antienvejecimiento por Juan Rallo

Entrenador personal, escritor del libro “Estupenda en 9 semanas y media” y creador del sistema de entrenamiento tuotrogimnasio.com

CALCULA TU PESO IDEAL

Calcula tu peso ideal

Calcula si tu peso es el adecuado para tu altura, según las recomendadciones de la Organización Mundial de la salud.

CONSEJOS DE NUTRICIÓN

consejos de nutrición

Cuidar la línea e ir de tapas… ¿cómo hacerlo compatible?

Fuera de las fronteras españolas, la palabra ‘tapa’ es, sin duda, una de las que primero acude a la cabeza del paladar extranjero, sólo superada, quizás, por la célebre...