chiara_t

La Kañiwa, el nuevo superalimento para dejar de sentirte cansada

Te contamos todos los secretos de la 'quinoa baby', la semilla que se cultiva en Perú y comienza a ser tendencia en Instagram

Semillas de chía, cúrcuma, mirtilos... tu diccionario gastro más healthy no para de incrementarse, ¡casi a diario! Son muchos los nuevos alimentos que descubrimos, con sus saludables propiedades. La quinoa es uno de ellos, pero ahora queremos hablarte de la que podría ser 'su hermana pequeña', la kañiwa, también llamada quinoa baby, que tal vez pronto entre a formar parte también de tu nevera. Es una semilla o grano originario de Perú, parecido a la quinoa, pero mucho más pequeño, de hecho, su tamaño es cuatro veces inferior. Se ha cultivado en las orillas del lago Titicaca desde hace muchos años. Actualmente se cultiva sobre todo en Puno, Cuzco y Arequipa, zonas a un elevado nivel de altitud, entre 3.800 y 4.000 metros sobre el nivel del mar. Popularmente, en Perú se conoce como el chocolate andino, sobre todo por que en ese país se toma principalmente la harina de kañiwa tostada, tal y como nos explica nuestra colaboradora Meritxell Martí, quien nos cuenta más detalles sobre este cereal o semilla que no contiene gluten. Si aborreces las dietas que te hacen contar calorías y eres una seguidorora de los superalimentos, este es tu nuevo ingrediente.

 

Una publicación compartida de Chiara Ferragni (@chiaraferragni) el

Fuente de proteínas, aminoácidos y minerales

Es un superalimento por su gran aporte de proteínas y aminoácidos (específicamente la lisina) así como de minerales, y por ello es muy apropiado si tienes anemia, pues además de hierro contiene calcio y fósforo. Un punto muy positivo es que el hierro que contiene la kañiwa se absorbe fácilmente.

Destaca también por su alto contenido en fenilalanina y triptófano, dos aminoácidos que serán de gran ayuda en los estados depresivos o de falta de ánimo. Es también conocido por su alto contenido en fibra, de la que de cada 100 gramos, 12,92 gramos son de fibra insoluble y 3,49 gramos de fibra soluble, mucho más elevado que la quinoa. ¿La razón? Es un cereal mucho más rústico, es integral.

Guía exprés para sacarle partido

Tiene un sabor mucho más dulce que la quinoa y, de hecho, está muy buena añadiéndola en leche, en miel, encima de postres con frutas, batidos y hasta en ensaladas.

Si decides tomarla entera, se debe cocer, al menos durante 20 minutos, hasta que se ablande, se puede añadir caliente en platos como puede ser la verdura o un plato de carne como acompañamiento. Pero también se puede tomar fría en ensaladas, del mismo modo que tomamos la quinoa. Un ejemplo muy sencillo: ensalada de rúcula, con manzana y aguacate, hay que espolvorear por encima kañiwa cocida y fría, lo que le aportará fibra extra y más aporte nutricional.

Es fácil también usar la harina de kañiwa, que ya está tostada, simplemente se puede usar como el cacao de la leche, se añade y si se desea además se puede poner algo de miel. La pueden tomar los celiacos ya que, como decíamos, es libre de gluten.

 

Una publicación compartida de Jane Doe (@foodetc.andthings) el

7 motivos por los que es beneficiosa para tu salud

-Es una buena alternativa para deportistas, ya que aporta un alto contenido de nutrientes, similar a la que puede aportar la avena o los hidratos de carbono de absorción lenta. Es ideal para desayunar, pues nos aportará energía suficiente para todo el día.

-En dietas de adelgazamiento, gracias a su poder saciante , aunque no debemos olvidarnos de tomar un gran vaso de agua después de comerla para que la fibra se pueda hinchar y tenga esa acción saciante. También hay que tener en cuenta que la harina de kañiwa tiene un alto aporte calórico.

-En estados carenciales o de recuperación después de operaciones o largas enfermedades en periodos de convalecencia. Esto es debido a su aporte de hierro y proteínas.

-También puede ayudarnos a mejorar el estado de ánimo y de energía, gracias a los aminoácidos, entre los que se encuentra el triptófano precursor de la serotonina, es ideal para un desayuno energizante y activador.

-De aporte proteínico en las dietas vegetarianas que suelen ser más escasas en proteínas.

-Mejora el tránsito intestinal gracias a su alto contenido en fibra insoluble por encima de la soluble, tiene un efecto laxante suave. Para ello, hay que hervir dos cucharadas de kañiwa en medio litro de agua y jengibre, dejar reposar durante 15 minutos y beberla durante el día.

-Es muy nutritiva para los niños, ya que es fácil de darles en forma de harina como hacen en Perú.

Más sobre

Regístrate para comentar