Las 5 rutinas más efectivas de Doutzen Kroes contra la celulitis

Además de tomar sus batidos de frutas 'detox', la modelo trabaja los glúteos y las piernas con estos ejercicios específicos

Los trajes de baño pueden ayudar a potenciar las curvas, reducir el efecto óptico de las caderas o alargar las piernas, pero cuando se trata de camuflar la celulitis, los trucos no existen y lo que funciona de verdad es dedicar 20 minutos al día a hacer ejercicio específico. Después de la maternidad, la modelo Doutzen Kroes (que ha lanzado su primera línea de baño este verano) presta especial atención a los glúteos y las cartucheras porque es donde más se deposita la piel de naranja. ¡Apunta! El mejor antídoto, además de comer de forma sana, es incrementar el consumo de frutas y cítricos (la vitamina Cayuda a controlar la retención de líquidos) y realizar sus cuatro ejercicios maestros. 

doutzen2_z

1. Tomar frutas anticelulíticas. La modelo incorpora en su dieta los batidos de piña y jengibre y zumos de kiwi con frutos rojos. Las fresas, la sandía, la pera y la manzana también pueden ser buenas aliadas contra la piel de naranja.

2. El ejercicio de la patada hacia atrás
Necesitarás un punto de apoyo (el respaldo de una silla, una barra en la pared o a tu compañero de entrenamiento). En primer lugar deberás subir la pierna lo más alto posible, intentando mantenerla estirada. Debes dar entre 25 y 30 patadas y, con la pierna aún estirada, intenta cuadrar un ángulo recto doblando la rodilla. Haz otras 25 o 30 repeticiones y cambia de pierna. Debes repetir este proceso tres veces.

3. La sentadilla plie
Dicen que las sentadillas es el mejor ejercicio para tonificar los glúteos y permite muchas variaciones. Una de ellas es la sentadilla plie, un ejercicio excepcional para fortalecer los músculos del tren inferior. La postura inicial es la misma que ponemos al hacer una sentadilla normal: piernas separadas más allá del ancho de los hombros y adoptar la posición tradicional de sumo. Es muy importante mantener el torso erguido y la espalda recta. A continuación, comenzaremos a descender, echando las rodillas hacia afuera y bajando con la espalda lo más recto que podamos. Los brazos deben estar totalmente extendidos y no hay que permitir que se flexionen en ningún momento.

doutzen_kroes_1zVER GALERÍA

4. La sentadilla con salto
Añadir el factor ‘salto’ a una sentadilla tradicional, logrará aumentar tu potencia muscular. Mantén la espalda recta y desciende para hacer una sentadilla normal, como si te estuvieras sentando en una silla invisible. Baja tu cuerpo hasta que tus muslos estén paralelos al suelo. Desde esa posición, impúlsate hacia arriba y salta tan alto como puedas, estirando las piernas con fuerza. Puedes subir los brazos para ayudar a ganar impulso. Cae sobre ambos pies y repite.

5. La sentadilla con una pierna
Es un ejercicio exigente que requiere no sólo fuerza, sino coordinación y equilibrio. Este tipo de sentadilla sólo necesita el propio peso del cuerpo, que descenderá apoyándose en una  de las piernas, mientras la otra permanece en el aire. Para iniciar el movimiento, echa tu cuerpo hacia adelante, coloca las yemas de los dedos en el suelo, y a continuación levanta una de las piernas. En esta posición, flexiona la pierna que tienes apoyada y repite el movimiento de 25 a 30 veces.

Lo positivo de su entenamiento es que sin necesidad de ir al gimnasio puedes practicarlo todo el año en casa o incluso en la playa. Eso sí, no olvides los estiramientos al final para prevenir lesiones y aumentar la elasticidad de tus piernas. 

Más sobre

Regístrate para comentar