irina_shayk_cannes_1t

¿Cómo logran las modelos recuperarse tan rápido de sus embarazos?

Irina Shayk ha sido la última en sorprendernos pero también Gisele o Miranda Kerr fueron noticia por ello. ¿Está su secreto al alcance de todas?

Las que somos madres nos preguntamos a menudo cómo hacen algunas famosas para recuperar su figura tan rápido después del parto. La alfombra roja de Cannes ha sido el escenario donde ha vuelto a surgir la incógnita, tras la primera aparición de la modelo Irina Shayk después de dar a luz hace dos meses. Retoques, entrenamientos intensivos, dietas potentes... Lo fundamental según los expertos es adaptar una buena rutina a cada cuerpo según sus necesidades y mantener una actitud positiva con disciplina y perseverancia. Por otro lado, "el seguimiento y un control de su progreso, por parte de un entrenador y el cumplimiento de unas pautas nutritivas que favorezcan a la evolución, resultan fundamentales para alcanzar con éxito las metas propuestas", afirma Annalisa Castaldi, Marketing Director de Caroli Health Club.

Entrenar con 'barriga'

El trabajo comienza cuando te quedas embarazada. En este período, básicamente debes entrenarte para el parto. Para ello, según advierte Anna Santidrián, expert line coordinador de Holmes Place, "se debe mantener un tono muscular fuerte con una rutina de tonificación global enfatizando en el trabajo del suelo pelvico con ejercicios hipopresivos. Además, el entrenamiento cardiovascular ayudará en la respiración durante el parto y a mantener tus pulsaciones".

También depende mucho del trimestre en el que te encuentres y del nivel de forma fisica del que partas. Si estás en el primero y no has hecho ejercicio nunca, la recomendación de Santidrián es que, "no empieces hasta el segundo trimestre (ya que hay más riesgo de complicaciones en el feto)" Y si llevas toda la vida haciendo ejercicio, es bueno no dejar de hacerlo, pero sí deberás bajar la intensidad de tu entrenamiento ya que las pulsaciones aumentan el doble, hay más sangre para bombear, más temperatura corporal y más peso en tus articulaciones.

Las ejercicios de siempre no se hacen como siempre

Durante el embarazo está desaconsejado, por ejemplo, hacer abdominales tipo crunch, aunque la entrenadora del Holmes Place señala que se pueden alternar con tablas laterales. Tampoco debes ponerte demasiado tiempo boca arriba ya que se comprime la vena por el peso de la barriga

Santidrián asegura que "puedes realizar ejercicio físico tanto muscular como cardiovascular (evitando actividades de riesgo o de impacto) siempre que te encuentres bien y lo hagas de forma muy controlada, ya que es esencial para mantenerte activa que tu musculatura trabaje porque, además, segregas endorfinas y te hace sentir mucho mejor"

irina-shayk

La clave está en el suelo pélvico

El fortalecimiento del suelo pélvico es una zona generalmente olvidada en las rutinas de entrenamiento tradicionales. Sin embargo, la directora de márketing del Caroli Health Club, destaca que "debemos ocuparnos de mantenerla en forma en todo momento (antes, durante y después del embarazo). Sobre todo si se desea prevenir o solucionar problemas relacionados con la gestación y con la falta de tonificación como incontinencia, dolor menstrual, flacidez abdominal o prolapsos". En lo que a la actividad sexual se refiere, los beneficios de realizar ejercicios de suelo pélvico son numerosos: desde mejora y curación de problemas fisiológicos hasta un aumento en la flexibilidad.

Reforzar toda la faja abdominal y el suelo pélvico son dos pilares fundamentales a tener en cuenta tras el parto, ya que la mayoria de mujeres padecen diastasis (separacion de los musculos rectos del abdomen) y el tejido muscular se estira, dando lugar a que después es más complicado que vuelva a su estado o tono inicial.

Los básicos para recuperarse

Los ejercicios estrella para perder tripa y volver a tu talla habitual son los de Kegel y la gimnasia hipopresiva. Ambos, explica la entrenadora del Holmes Place, "ayudan a recuperar el tono del suelo pelvico y evitan incontinencia urinaria. Además, mejoran la funcion sexual, combaten el estreñimineto, la funcion digestiva y recolocacion de las visceras" Asímismo, practicar estos ejercicios mejoran la circulación y el drenaje venoso y ayuda a la depresión post parto.

Lo más recomendable de cara a eliminar la grasa más localizada en las áreas críticas, después del embarazo, es una actividad cardiovascular intensa. Por ejemplo, "la ejercitación de abdominales y de glúteos durante 15 minutos con otros 5 minutos finales de funcionamiento a la mayor velocidad posible. De este modo, recuperamos el tono físico y quemamos la grasa de las zonas afectadas", añade Castaldi, de Caroli Health Club.

Otra opción muy efectiva es el Pilates: una forma de ejercitación global que integra entrenamiento abdominal, postural y del suelo pélvico simultáneo: los tres puntos fundamentales en la recuperación después del embarazo.

La medicina estética también cuenta

Las recomendaciones más naturales son realizar ejercicio habitual, una dieta rica en proteínas y calorías moderadas, de esta forma conseguimos una perdida mas rápida en peso pero rica en nutrientes. No obstante, "los tratamientos estéticos son muy efectivos para la reducción del tejido abdominal tras el parto", asegura la Dra. Moshgan Mahrami, de la Clínica Dray de Ibiza. Tratamientos como los ultrasonidos, que ayudan a eliminar la flacidez, o el Electro Fitness, quipos de electroestimulación de última generación que combinan la emisión de ondas eléctricas específicas y ejercicios físicos controlados por un entrenador. En este último, la alternativa AQ8 System está especializada en este campo, cuyo objetivo es satisfacer la gran demanda por parte de muchas mujeres recién paridas. Sus sesiones son de tan sólo 20 minutos semanales y a un precio asequible.

Más sobre

Regístrate para comentar