7 cosas que tienes que hacer (y otras 7 que no) para presumir de piel en primavera

Te damos las claves para que tu cutis esté radiante en la nueva estación, pese a las alergias

Ya es primavera. Sí, por fin llegó la estación del sol, del buen tiempo... y de las alergias. Y es que hay mucha verdad en el dicho 'la primavera la sangre altera', pero no solo la sangre... también puede causar 'ciertos desórdenes' en tu piel. Por eso, con la ayuda de Meritxell Martí vamos a darte una serie de do's y dont's con todo aquello que has de tener en cuenta para que tu cutis no sufra los efectos de esta estación, tan deseada por muchos como temida por las personas con alergia.

Dile sí a...

1) Mantenerte hidratado. Es muy importante beber mucha agua si se padece alergia, sobre todo si esta es alergia al polen. De hecho, al hidratarnos, la reacción es menor ya que los alérgenos se diluyen mas fácilmente y nuestro organismo los puede filtrar y eliminar mas fácilmente. Cuando sintamos irritación cutánea, ocular o los típicos síntomas de la alergia al polen, es aconsejable beber varios vasos de agua.

2) Incluir antioxidantes, vitaminas y minerales en la dieta. Los antioxidantes y suplementos como la quercetina (flavonoide rico en algunas frutas y verduras), o la equinacea pueden ayudar a mejorar las reacciones alérgicas. Igualmente, hay que tomar alimentos ricos en vitaminas como la C y mantener los niveles correctos de vitamina D, muy es importante, pues ayuda a mejorar el sistema inmunitario. Se ha visto la relación de falta de vitamina D con mayor incidencia de sufrir asma por alergia primaveral.

3) Utilizar los productos adecuados en la piel. Es preferible hidratar la piel con productos poco grasos que ayuden a mejorar la oxigenación de la piel. Hay que optar preferiblemente por cosméticos sin conservantes, parabenes, fragancias artificiales, colorantes artificiales y lanolina. No debemos olvidar que una piel con alergia en primavera es una piel extremadamente sensible y reactiva.

4) Usar mascarillas calmantes. Cuando la piel está irritada, y enrojecida por la alergia estacional, el aloe vera o la caléndula ayudan a calmarla. Podemos encontrar preparadas las mascarillas en celulosa que son muy sencillas de poner. Para calmar la piel aconsejo usar un tónico como el agua de rosas, agua de camomila o el agua termal de avena después de la higiene. Esta última no deberíamos dejarla secar al aire libre, ya que eso provoca la evaporación de los lípidos naturales protectores de la piel. Otra alternativa a las mascarillas calmantes son las compresas de agua fría.

5) Usar filtro solar siempre que se vaya al sol. Debemos recordar que la piel sensible, alérgica y reactiva, puede empeorar si encima se deshidrata o se quema con el sol.

6) Lavarse las manos siempre que hayamos ido al exterior o hayamos tocado plantas o flores, procurar no tocarse la cara y mucho menos los ojos. Si vamos a estar en contacto con plantas o flores, conviene usar guantes y/o mascarilla, además de hacerlo en una zona ventilada.

7) Aplicarse los cosméticos con calma y a conciencia, para que sean lo más efectivos posible. La rutina de belleza en una piel sensible se debería hacer con mucho más cuidado para evitar agredirla.

piel_primavera_lanvin

Dile no a...

1) Exfoliar la piel muy a menudo. Sobre todo hay que evitar los scrub demasiado agresivos, ya que la piel esta muy sensibilizada. Mientras se sufre alergia o la piel está irritada, es preferible no exfoliar la piel ni hacer peelings.

2) Rascarse o tocar la piel a menudo, ya que eso va a irritar más la piel sensible o con eczemas. Es normal que se sienta escozor o picazón en la piel, sin embargo deberíamos evitar rascarnos, ya que al no sentir el dolor podemos provocar heridas y alterar más la piel que va a escocer todavía mas.

3) Utilizar productos con contenido alcohólico como los tónicos, ni productos cosméticos que contengan ácidos o retinol.

4) Usar limpiadores con detergentes como el lauril éter sulfato de sodio o el lauril éter sulfato de amonio, que son los componentes tensioactivos de los jabones, pues estos van a arrastrar los lípidos naturales de la piel que sirven para protegerla del exterior.

5) Ducharse o lavarse con agua muy caliente, ya que igualmente hace evaporar los lípidos de la piel y provoca más sequedad. Después de la ducha, es conveniente ponerse una loción hidratante, se puede poner con la piel ligeramente húmeda.

6) Aplicar corticoides sin control, es cierto que cuando se sufre alergia cutánea, sobre todo si es muy agresiva, es necesario aplicar corticoide, pero se debe limitar y alternarlo con productos naturales calmantes como pueden ser la caléndula, camomila o agua de rosas naturales.

7) Flores en casa, si tenemos alergia en primavera es muy probable que el polen de las flores vaya a agravar esta situación, aunque solo sean flores de adorno o cortadas. Es preferible que no compremos flores en casa evitarlas, al menos limitar a las flores sobre las que tenemos seguridad que no tenemos ningún tipo de alergia.

Más sobre

Regístrate para comentar