belleza-nieve

¿Escapada invernal a la vista? 10 'tips' (algunos caseros) para cuidar tus labios

Son muchos los que aprovechan estos días para disfrutar de los deportes de invierno

Lo has escuchado mil y una veces: los labios son la parte de la cara que más sufre durante el invierno. Por eso, si tienes prevista una escapada estos días en los que la nieve se convierte en un aliciente para los amantes de los deportes de invierno, tienes que tener estas recomendaciones en cuenta, tal y como nos explica nuestra colaboradora Meritxell Martí. Los labios se componen de una parte muscular (es la parte roja) y cubierta por piel, y en ellos no hay glándulas sebáceas, que sobre todo darían protección frente al frío, pero sí tienen glándulas salivares.

Están muy irrigados con venitas y tienen muchas terminaciones nerviosas. Este es otro de los motivos por el que los labios son extremadamente sensibles al dolor y mas frágiles frente al frío, a los cambios climáticos, a la humedad o al viento. Como no tienen esa grasa natural para protegerlos, usaremos productos que la aporten y hagan una película protectora.

Hemos de acordarnos que en invierno no solo les influye el frío, sino las calefacciones que provocan un ambiente mucho más seco y cambios bruscos de temperatura. La piel, tan fina y sensible, hace que sean muy frágiles y se agrieten con facilidad, incluso que lleguen a sangrar. Eso sí, aunque su piel es muy sensible y delicada también se repara naturalmente muy rápidamente, aunque con la edad la piel de los labios se afina más y se vuelve aún más frágil.

chiara-nieve

Cómo presumir de labios también en invierno

1. Aplicar un protector labial que contenga manteca de karité, cera de abeja (u otra cera), vaselina y/o vitamina E, y/ o aceites como el de argán o de oliva, pues estos son los componentes que van a nutrir los labios y a formar una película protectora (oclusiva) en los labios a modo de abrigo frente al frío.

2. No chupar o humedecer los labios, pues si nos mojamos los labios, el aire frío o la calefacción van a evaporar el agua y eso va a provocar mayor sequedad en los labios y mayor fragilidad.

3. Usar preferentemente brillo labial o gloss a una barra de labios muy seca y permanente. Si nos gustan los colores intensos y permanentes, es aconsejable usar encima un brillo o simplemente algo de vaselina. Para que esta sea mas fácil de aplicar es mejor que no esté muy fría.

4. Por la noche, se puede aplicar una mascarilla reparadora en los labios, la podemos comprar, pero también la podemos preparar en casa, añadiendo aceite de argán, miel y unas gotas de aceite esencial de menta. También podemos pinchar una cápsula de vitamina E y añadirla a la mezcla, hasta conseguir una pasta. Una vez preparada, se aplica con el dedo y la dejamos al menos un par de horas o toda la noche.

5. Si los labios se han cuarteado, es preferible antes de aplicarte la mascarilla reparadora que hemos explicado antes, prepararse una exfoliación suave de los labios para eliminar las pielecitas. Siempre con cuidado, pues es posible que se hayan agrietado los labios, y en ese caso es preferible no hacerlo el mismo día, sino al día siguiente. Para preparar un scrub en casa, se puede usar el cepillo de dientes suave y pasarlo con cuidado, o preparar “sugar scrub”, (para ello, podemos usar azúcar moreno con algo de aceite), masajeando con cuidado los labios. Hay quienes recomiendan usar miel, pero a Meritxell le resulta demasiado pastoso para exfoliar con movimientos circulares. Otra opción es fundir en un vasito algún trocito de un stick labial que se haya roto por ejemplo, y una vez esté algo frío (antes que endurezca) añadir un poco de azúcar moreno de grano grueso. Si queremos que sea algo más potente, podemos usar semillas de chia en lugar de azúcar. Exfoliar los labios además va a activar la circulación sanguínea, lo que hace que se vean mucho más rosados. Es una solución ideal para arreglarse sin maquillaje.

6. Proteger los labios siempre que vayamos a la sauna o en las duchas muy calientes, ya que al principio no lo notaremos, pero después el labio se va a secar mucho más, sobre todo si hemos estado expuestos al frío y al viento.

7. Beber agua regularmente es evidentemente la solución mas lógica para mantener los labios muy hidratados, pues si nos deshidratamos, la primera zona que se va a notar son los labios, en los que la piel se va a cuartear. Ten en cuenta que los alimentos muy salados y picantes pueden provocar cierta deshidratación, debes beber más si los comes. El alcohol no hidrata, deshidrata, por lo que beber agua es la opción.

8. No debemos olvidarnos sobre todo si vamos a la nieve que el protector labial debe llevar filtro solar de alta protección como mínimo de 30SPF, pues la piel de los labios es muy sensible a los rayos UV, y además en la nieve la reverberación solar es mucho más elevada.

9. Protegernos los labios con una bufanda o pañuelo es una opción genial , sobre todo si hace mucho viento y tenemos tendencia a respirar por la boca. Además evitaremos respirar aire muy frío y con ello los resfriados o los dolores de garganta. En casa es aconsejable usar un humidificador, aunque no solo sea por los labios sino para disminuir la sequedad que provocan las calefacciones.

10.Tener siempre a mano el stick labial, ¿por qué no en el bolsillo? Eso nos permitirá repetir las aplicaciones a menudo y estar siempre protegidos. No nos olvidemos de los niños: Meritxell aconseja aplicarles el protector labial algo mas allá de los labios para proteger el contorno de los labios, pues los más pequeños suelen pasarse la lengua por ellos a menudo. A muchas personas les encantan los botecitos con vaselina, pero es mucho mas higiénico usar una barrita labial que no poner el dedo cada vez, además si llevamos guantes, nos los tendremos que quitar.

Más sobre: