Excesos + falta de descanso, un cóctel peligroso para tu piel. ¿Quieres soluciones?

En Navidad tu cutis puede verse afectado y mostrarse más apagado

La báscula es, posiblemente, la gran protagonista una vez que damos por terminada la Navidad con todos sus compromisos. Pero no sólo lo notamos en los kilos de más. Los excesos navideños (como el consumo de alimentos grasos, azúcar, alcohol y el poco descanso) también afectan de forma negativa y directa a la salud de la piel, que puede mostrarse, tras las fiestas apagada y deshidratada. La Dra. Raquel Andreu, reconocida especialista en Medicina Estética de IDERMA (Hospital Universitario Dexeus de Barcelona) nos aporta sus consejos de experta para poder disfrutar de las navidades con el mejor rostro y, además, intentar minimizar los efectos de los excesos en la piel.

Diciembre está plagado de compromisos, que suelen combinar dos 'bombas' para nuestra piel: poco descanso y excesos, como puede ser el consumo de alimentos ricos en grasa y azúcar y bebidas alcohólicas, factores que, como explica la Dra. Raquel Andreu pueden incidir negativamente en la salud de la dermis.

EL PROBLEMA
Pero, ¿cómo afectan las grasas, el azúcar, el alcohol y la falta de descanso en la piel? Durante la Navidad es habitual consumir alimentos más calóricos y acabar comiendo mucho más de lo habitual. A todo ello se le suman los dulces propios de esta época y un mayor consumo de alcohol. “Los alimentos grasos pueden afectar negativamente a nuestra piel y alterarla, mientras que los alimentos con mucho azúcar producen picos de insulina muy altos que inflaman la piel y provocan un endurecimiento y deterioro de las fibras dérmicas. Este proceso se conoce con el nombre de glicación”, nos explica la doctora. “Por su parte, el alcohol deshidrata la piel y hace que se muestre congestionada y más apagada”, concluye.

Así mismo, trasnochar durante los días festivos no ayuda a levantarse con buena cara. Como nos explica la Dra. Andreu “los procesos de recuperación y reparación de la piel tienen lugar mientras se duerme, sobre todo en la primera fase del sueño, y por ello es básico mantener unas mínimas horas de descanso”. Todos estos agentes provocan que la piel se muestre más opaca, apagada y deshidratada.

piel-excesos-2z

LA SOLUCIÓN
- Además de algo obvio, como es intentar moderarse (todo lo que sea posible) con las cantidades de comida, es importante beber abundante agua (mínimo 1,5 o 2 litros al día).

- Incorporar en nuestras comidas la ingesta de vegetales verdes. Un buen truco es recurrir a caldos depurativos, infusiones o tés para conseguir un efecto antiinflamatorio y descongestivo. Los zumos ricos en vitamina C también nos ayudarán a contrarrestar los efectos del alcohol.

- Si se descansa poco y al levantarse los ojos están muy hinchados, con bolsas y ojeras, la doctora recomienda aplicar unos parches descongestionantes o unas compresas de agua fría durante cinco o diez minutos.

- Es aconsejable utilizar tratamientos cosméticos de efecto flash. Un gran ayuda pueden ser las ampollas con proteoglicanos, que sirven tanto para el momento de levantarse como para antes de un evento, proporcionando una piel más descansada y con un aspecto más fresco.

- Escoger fórmulas con principios activos aliados para la piel. La doctora aconseja el ácido retinoico por sus propiedades antioxidantes que actúan contra el envejecimiento y el daño solar, estimulando la producción de fibras de colágeno y elastina para mantener una piel tersa y firme. Además tiene una función despigmentante y regeneradora que ayuda a atenuar las manchas. También recomienda el ácido hialurónico por tu potente acción hidratante y por sus propiedades regenerativas que estimulan el mecanismo de producción de colágeno. Y por último el ácido glicólico, un principio activo que ayuda a acelerar el proceso de exfoliación de la piel y a retirar las células muertas, mejorando las imperfecciones cutáneas y proporcionando a la piel un aspecto radiante.

- Si se quiere resultados más profundos, la doctora recomienda tratamientos que actúen sobre la capa intermedia de la piel, la dermis, como pueden ser: la revitalización cutánea, con la que mejorar la calidad y apariencia de la piel, recuperar la hidratación y luminosidad, y prevenir y tratar el envejecimiento de forma más efectiva e inmediata; la mesoterapia con ácido hialurónico para una mejoría de la piel desde la primera sesión; y los tratamientos con luz pulsada (con IPL Ellipse) o radiofrecuencia médica multipolar (con Venus Glow), con un efecto “flash” que los convierte en tratamientos perfectos para antes de un evento especial.

Más sobre

Regístrate para comentar