¿Sabes cuáles son los cuatro principales problemas de la piel de tu escote?

Sus principales enemigos son el exceso de sol y la falta de cuidados específicos.

null

En verano, bañadores y biquinis dejan la piel del escote al descubierto, una zona que, paradójicamente, suele ser la gran olvidada. Y, sin embargo, envejece con mucha facilidad. Con la ayuda de los expertos de los centros Felicidad Carrera vamos a resumirte cuáles son los principales problemas a los que se enfrenta, así como las claves para solucionarlos. De entrada, has de saber que sus principales enemigos son el exceso de sol y la falta de cuidados específicos para esta zona. No debes olvidar una máxima si quieres presumir de escote: hay que cuidar esta zona del mismo modo que cuidamos el rostro, debemos aplicar por la mañana crema hidratante y por la noche un producto antiedad.

¿Te han salido granitos? Algunas personas tienen predisposición a la aparición de granitos en el escote. Podemos solucionar este problema tratando esta zona con un programa específico purificante, similar a los que utilizamos en el rostro. Es conveniente aplicar una mascarilla purificante de forma continuada todos los días hasta conseguir que nuestra piel esté impecable. 

Soluciones contra las manchas. Las manchas que aparecen en el escote tienen su origen en el exceso de sol, son conocidas como léntigos. Hay que prevenir su aparición utilizando cremas de protección solar, tanto si vamos a exponernos directamente al sol en la playa o la montaña o cuando utilicemos prendas con mucho escote. Cuando estas manchas están instaladas es posible eliminarlas mediante ciertos equipos que emiten luz.

Si notas pérdida de densidad en la piel... Muchas personas tienen la piel del escote excesivamente fina y con pequeñas arrugas, como si fuera papel de fumar. Esto es debido a un pérdida de colágeno y elastina probablemente ocasionada por un exceso de radiación solar. Existen en el mercado equipos como Aura capaces de activar la síntesis del colágeno para aumentar el grosor de la piel.

Ojo con el sol. Si la tonalidad de tu escote es siempre de un color rojo, casi granate, es que te está avisando de que has agotado totalmente tu capital solar. Ya no puedes exponer esa zona del cuerpo a la radiación solar. Además, para evitar las señales del fotoenvejecimiento puedes utilizar productos con vitamina C que te ayuden a recuperar esa piel.

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema