Belleza en inyecciones: todo lo que debes saber

La Dra. Natalia Ribé nos aclara qué función tiene cada una de las soluciones medico estéticas y cuál es la más idónea para cada caso

Toxina botulínica, ácido hialurónico, gel de poliacrilamida, inductores de colágeno... has oído hablar de estas opciones de retoque facial por medio de inyecciones, pero no tienes claro en qué consiste ni cuál te iría bien. La Dra. Natalia Ribé, directora médica del Institut Dra. Natalia Ribé de Barcelona, nos aclara qué función tiene cada una de las soluciones medico estéticas y cuál es la más idónea para cada caso. Eso sí: “Además de saber qué nos están inyectando es imprescindible que el procedimiento realizado esté asesorado por un profesional cualificado que recomiende lo más apropiado para cada paciente y para cada caso, siempre en la justa medida y cuando se precise”, nos aclara la doctora.

Toxina botulínica
Está indicada para tratar las arrugas de expresión que aparecen por el paso de los años o por la gesticulación continuada y repetida de los músculos. Se entiende por arrugas de expresión las que aparecen cuando se frunce el entrecejo, cuando se arruga la frente o cuando al sonreír se marcan las arrugas de las patas de gallo. En este caso es cuando es aconsejable inyectar la toxina botulínica.
Eficaz para...
· Relajar el músculo y, por tanto, retrasar la aparición de nuevas arrugas.
· Suavizar las arrugas que ya se han formado o han aparecido.

Se trata de un procedimiento rápido e indoloro que en manos de un buen profesional y con la técnica apropiada culmina con unos resultados que duran de 6 a 8 meses.

Ácido hialurónico
Es un material de relleno biodegradable y biocompatible que sirve para rellenar desde las pequeñas arrugas hasta las más moderadas, o pérdidas de volumen facial que se agravan con el tiempo.
Con el paso de los años se pierden el ácido hialurónico y el colágeno presentes en la piel. Por este motivo, es conveniente reponer estas sustancias que existen en el organismo. Hay un amplio abanico de productos que sirven para tratar las diferentes arrugas de la cara según la zona.
Eficaz para
· Para rellenar las finas líneas de las patas de gallo, de la frente o del código de barras.
· Para surcos más profundos o arrugas más moderadas.
· Para dar volumen a algunas partes del rostro.

Inductores de colágeno
Los inductores de colágeno ayudan a conseguir el conocido “efecto V”, eliminando la flacidez y ayudando a recuperar el contorno del óvalo facial. “Se trata de recuperar de una forma natural y sin pasar por quirófano la óptima distribución del volumen del rostro. Conseguimos así un aspecto joven obteniendo un efecto lifting sin precedentes”, nos aclara la Dra. Natalia Ribé. "Los resultados son muy naturales, visibles de forma inmediata y perduran hasta un año tras su inyección”.
Así actúan...
· Estimulan la producción de colágeno natural con lo que devolver la firmeza a la piel.
· Aportan volumen con un efecto de alisamiento inmediato.
Las aplicaciones de los inductores de colágeno van desde el tratamiento de la flaccidez facial, de las arrugas hasta la corrección del puente de la nariz evitando la intervención quirúrgica o el relleno del dorso de las manos.

Gel de poliacrilamida 
Es un gel completamente transparente compuesto por un 97,5% de agua y un 2,5% de polímero reticulado. Es un gel no reabsorbible y un implante con resultados estéticos de larga duración. Sirve para tratar arrugas profundas, aumento de labios, corrección de cicatrices, aumento de mejillas deprimidas, pómulos, mentón, etc.
Eficaz para...
· Arrugas profundas, aumento de labios y mejillas, corrección de cicatrices,…
· Es un implante de larga duración no reabsorbible.

Vitaminas
Ayudan a las pieles deshidratadas a nutrirse. Las más habituales que suelen utilizarse en los tratamientos de biorrevitalización e hidratación intensa son: Vitamina C, Biotina, B5, ácido fólico, nicotinamida, piridoxina, riboflavina, tiamina y retinol entre otros.
Así actúan...
· Hidratan y nutren la piel de forma intensa y desde las capas más profundas.






Más sobre: