05 FEBRERO 2009

Las 10 reglas de oro de la exfoliación

Todo lo que debes saber para tener una piel sana y aterciopelada

Ampliar
Se debe hacer para dar suavidad a la piel y eliminar las células muertas.  
Tal vez la exfoliación es uno de los pasos del cuidado de nuestra piel que más nos cuesta. Y es que es muy posible que no suela hacerlo o que te surjan dudas a la hora de ponerse manos a la obra. Si no tienes muy clara su utilidad, piensa en que para tener una piel suave como la seda, nada como una buena exfoliación corporal. La oferta es inmensa, sólo hay que elegir un producto que se adapte a nuestro tipo de piel, y adiós a las imperfecciones. El resultado: una piel aterciopelada garantizada. Sin olvidar otro resultado también apreciable: después de la exfoliación, al estar más permeable, la piel absorbe mejor las cremas. Así que, después de su uso, 'matamos dos pájaros de un tiro'. Coge lápiz y papel y toma nota.

  • se debe hacer para dar suavidad a la piel y eliminar las células muertas.
  • No se debe hacer sobre la piel irritada (por ejemplo, tras tomar el sol o tras un peeling, sea químico o de láser) o con heridas.
  • conviene realizarla sobre la piel de aspecto algo apagado o grisácea.
  • No es recomendable hacerlo más de una vez por semana en las pieles secas y dos veces en los cutis grasos.
  • debe hacerse siempre con suavidad y mediante pequeños masajes circulares sobre la piel ligeramente humedecida, emulsionando el producto exfoliante para darle mayor untuosidad.
  • No debe combinarse a tontas ni a locas con otro tipo de productos que ejerzan una acción exfoliante, tales como las cremas con AHA’s o con retinol, ya que el efecto combinado podría irritar la piel.
  • se aconseja usar un producto facial específico para la exfoliación del rostro, de gránulos más suaves y menos agresivos, y otro para cuerpo, que resulta más rugoso.
  • No es recomendable exfoliar áreas muy delicadas del cuerpo, como pueden ser el escote, los senos o el contorno de los ojos.
  • debe insistirse especialmente en las zonas más rugosas del cuerpo, tales como codos, rodillas o tobillos.
  • No debe desaprovechar nunca un tratamiento de exfoliación para aplicar después una buena hidratante, ya que los productos penetran mejor y son más eficaces tras un peeling.


  • Y tú, ¿sueles exfoliar tu piel? ¿Qué producto usas? OPINA EN NUESTRO FORO
    - - -

    Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

    Más noticias sobre...

    Recomendaciones

    

    Horóscopo