Una mirada que resplandece

Algo que todas buscamos. Y que con unos sencillos consejos puede conseguirse.

¿Cómo conseguir una mirada centelleante? Si se tienen los ojos hinchados, nada como hacer un minimasaje de drenaje. Se sitúan las yemas de los dedos bajo el hueso de la ceja y se hacen pequeñas presiones desde el interior hacia las sienes, con un movimiento rítmico y suave de bombeo. Posteriormente, se repite el gesto en la zona de la ojera, siempre desde dentro hacia fuera.

Para contrarrestar los ojos rojos, nada como un toque de colirio y un trazo de delineador blanco o rosa muy claro en el interior del párpado, insistiendo en la zona del lagrimal. De hecho, dibujar con ese lápiz blanco toda la esquinita interna ilumina muchísimo los ojos y alivia el aspecto cansado.

Más sobre: