Soluciones para el cabello fino

Si sueñas con un remedio milagroso que transforme una cabellera rala en la melena de Rapunzel, lamentamos decepcionarte: la cantidad de pelo que tenemos viene determinada genéticamente, y cambiarla resulta poco menos que imposible. Sin embargo, todo es mejorable...

  • Las razones del cabello fino. A veces, la melena puede tener un aspecto algo pobre por tener pocos cabellos (la media oscila entre los 100.000 y los 150.000) o, más frecuentemente, a causa del grosor de los mismos, pues si su diámetro es inferior al habitual, puede resultar también difícil de peinar. Este es el caso de muchas rubias nórdicas, que suelen tener un mayor número de cabellos que las mujeres latinas, pero tan extremadamente fino que parece más escaso… ¡sin serlo! El diámetro de las primeras suele ser de unas 50 micras, mientras que en nuestro país, alcanza casi el doble, unas 90 micras. Con la edad, el cabello se hace más escaso, ya que disminuye la densidad de folículos pilosos por centímetro cuadrado de cuero cabelludo. Al nacer, tenemos de 500 a 700 por cm2, cantidad que disminuye hsata los 250 - 350 por cm2 en la madurez.
  • Corte y color para dar más volumen. El primer paso para conseguir una cabellera de aspecto más voluminoso es encontrar el corte adecuado. Evite llevar el pelo largo, puesto que sólo le daría peso y parecería aún más lacio. Es mejor optar por un corte a capas, que lo aligere, y cuyo largo no pase de la línea de la mandíbula. Cuando el cabello es escaso, pero fuerte, puede optar por una permanente muy, muy suave, y aplicada no para rizar y crear bucles, sino para levantar las raíces y dar cuerpo. Jimmy Paul, reconocido peluquero, tiene un curioso consejo: "Aunque parezca una contradicción porque supone dañar el pelo, una buena opción es hacer mechas más claras, dar unos reflejos. A cada cabello coloreado, al ser agredido, se le abre y levanta la cutícula, separándolo así de los otros y contribuyendo a crear más volumen".
  • Lavados a lo grande. El siguiente paso para conseguir una melena más vigorosa es usar champús voluminizadores específicos para cabello fino. Estas fórmulas eliminan todo tipo de residuos tales como restos de laca, gomina y demás, lo que ayuda a eliminar cualquier "exceso de peso", y ayudan a darle más cuerpo. Si necesita usar acondicionador, hágalo sólo en las puntas, evitando la raíz, y eligiendo aquellos ideados para su tipo de pelo, aclarando siempre con abundante agua y a conciencia, para que no queden restos de producto.
  • El secador, un buen aliado. Seguro que ha visto hacer este truco en todos los salones de peluquería: Con el cabello aún húmedo, vuelque la cabeza hacia delante para así poder secarlo, literalmente, a "contrapelo", levantando al raíz y separándola del cuero cabelludo para darle más cuerpo, amasando a la vez la raíz con los dedos. Si además usa un producto volumizador conseguirá mantener este efecto más tiempo. Evite los productos que pesen, como los sérums de silicona o los reparadores de punta, que lo dejarán más lacio y caído. Para un extra de duración, vuelve a poner la cabeza hacia abajo y aplique laca suave en las raíces. Otro sistema clásico y muy eficaz para dar volumen son los rulos grandes, así como el brushing con cepillos redondos de gran diámetro, trabajando siempre la raíz para levantarla.
  • Más noticias sobre...

    Últimos comentarios

    Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema