Todo lo que necesitas saber sobre las mechas

Hoy en día se juega con todo tipo de tonos y reflejos para dar calidez y luz a todos los tonos de cabellos. No sólo eso: desde hace poco, se ofrece incluso en kits de coloración casera que, para las más mañosas, permiten un color a la medida.

No todos los cabellos permiten jugar con las mechas, conoce sus claves. 
Cómo y Dónde
La localización de las mechas depende de tu estilo de peinado. La colorista Rita Hazan, asesora técnica de Pantene Expressions y encargada de melenas tan famosas como la de Jennifer López, aclara cómo conseguir unas mechas perfectas y, sobre todo, sutiles.
Raya a un lado: Conviene hacer más mechas en el lado donde hay más pelo, así como en los pelos finitos de alrededor de la cara. En la raya, las mechas han de ser especialmente finas y alternas.
Pelo rizado, sin raya marcada: Para un efecto más natural, peina el pelo hacia atrás y haz mechas medianas repartidas de forma irregular y llegando hasta la coronilla.
Raya en medio: Debe haber más o menos el mismo número de mechas a cada lado, pero intercaladas para no formar una línea regular y que no sean demasiado obvias.

A cada color, sus mechas
El tono de la base es determinante para conseguir un resultado natural y favorecedor.
Franck Perez, director artístico de Jean Louis David, explica cómo conseguir un buen efecto.
  • Base de pelo rubio natural o castaño claro: "Si se quiere conseguir un rubio angelical, es sin duda el tono ideal, ya que no tiene tantos pigmentos rojos como el cabello oscuro", afirman desde Jean Louis David. "Lo mejor es no dar mechas por toda la cabeza, sino acentuar determinadas zonas, como los mechones en torno al rostro, revalorizando el corte".
  • Base de pelo castaño medio: "Si se busca un efecto rubio, no se debe hacer sólo con mechas, sino aclarar la totalidad de la base 2 ó 3 tonos, y sobre ese cabello ya más claro, hacer mechas. Resulta más armónico", comenta Franck Pérez. "Pero si no se busca ese aclarado, sino dar luz y reflejos al cabello, nos gusta orientar hacia reflejos más cálidos, como el cobre, el caoba o el chocolate".
  • Base con canas: En caso de que las canas estén muy bien repartidas, Franck Perez recomienda dejarlas tal cual y apostar por un corte muy chic, muy juvenil, como un corto al estilo de los años 60 hacia delante. Si se quieren tapar, es mejor no usar una base muy oscura, pues se verían más por el contraste. En ocasiones, la propia cana queda como una mecha, al ser más clara. En otras, se pueden añadir unas mechas al tinte para disimularlas más y crear reflejos de varios tonos.

    Sin salir de casa
    Tardaron en llegar al mercado, pero los kits de mechas para coloración en casa han venido para quedarse. ¿Cómo sacarles partido sin causar auténticos destrozos?
  • No deben usarse para transformarse en rubia, sino sólo para dar luz al pelo. Es decir, las mechas deben ser apenas uno o dos tonos más claras que el pelo.
  • Si las mechas se hacen sobre pelo mojado, deben tomarse mechones finísimos, ya que la humedad engaña.
  • Los reflejos no se hacen sobre toda la cabeza, sino allí donde el sol aclara el pelo de forma natural. Es decir, alrededor de la cara y en la coronilla.
  • La ayuda de una buena amiga puede ser la mejor aliada para conseguir un efecto más natural.
  • Cuanto más oscuro sea el cabello, más pigmento rojo tiene. Por tanto, al aclararlo, puede acabar virando a naranja y quedar con un tono panocha. De ahí la importancia de no bajar más de dos tonos, ¡tres como mucho!
  • Más noticias sobre...

    Más noticias

    Últimos comentarios

    Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema