Cómo combatir los problemas de los pies

Las claves para acabar con las ampollas, la queratosis o los hongos

  • Las micosis son ese antiestético y molesto problema conocido como "hongos". Suelen salir entre los dedos de los pies, aunque pueden extenderse a la planta y a las uñas, donde a menudo se manifiestan en forma de manchas o deformaciones en el crecimiento de las mismas. Suelen producirse por contagio en zonas públicas, como las piscinas o las duchas de los gimnasios, donde deben usarse chanclas como medida higiénica preventiva.
    En ocasiones, la micosis puede verse empeorada o incluso producida por una mala transpiración, como la causada por el calzado plástico o todo aquello que no permita respirar a la piel.
  • Los juanetes consisten en deformaciones, a menudo muy dolorosas, de los huesos del dedo gordo del pie, un problema que a veces también se presenta en el segundo dedo. Para evitarlo, nada como huir del calzado apretado, como pueden ser los zapatos de punta muy fina, escoger un tacón ancho de tres a cinco centímetros de altura, y hacer ejercicio muscular con el pie regularmente.
  • Como uñas encarnadas se denominan aquellas que, al crecer, van penetrando en la carne, produciendo una inflamación dolorosa y molesta que puede llegar a ser crónica. Por eso es tan importante cortar las uñas en cuadrado, y no demasiado cortas, la mejor forma de prevención.

  • Más sobre

    Regístrate para comentar