Vitamina C, una dosis extra de luz para tu piel