Cómo utilizar (bien) el autobronceador

Conseguir una piel dorada depende del tono adecuado pero también del modo de aplicación. Te contamos las claves para un resultado perfecto

Las inspiradoras imágenes del Festival de Cine de Cannes y las primeras imágenes de las 'celebrities' y modelos en la playa consiguen que nos entren las prisas por conseguir un bronceado más rápido. Sabiendo lo necesario que es tomar el sol de forma saludable la alternativa más rápida sin duda es el autobronceador. Si se aplica correctamente en solo unos minutos podemos pasar de una piel anodina a una piel dorada, pero desde las firmas cosméticas inciden en que un buen resultado depende de cómo se aplica el producto y de la correcta elección del tono. 

Para ello St. Trópez, marca experta en bronceado de la que Kate Moss fue embajadora en 2013, propone unas normas muy útiles a tener en cuenta tanto si buscamos un bronceado gradual, instantáneo o para mantener el buen tono.

- Exfoliar. Es necesario exfoliar el cuerpo 24 horas antes de la primera aplicación e insistir en las áreas más rugosas (rodillas, codos, tobillos), ya que acumulan más queratina. Después, "exfolia con suavidad 1 ó 2 veces por semana para evitar acumulación de producto: varias capas provocan un resultado desigual".

- Cuidado con la depilación. Si te depilas con cuchilla, "hazlo 24 horas antes del autobronceado. Si no, el producto se acumulará en el poro y aparecerán pequeñas manchitas".

- Extra de hidratación. La causa más común de un tono pardo en lugar de un bronceado bonito es la piel seca. St. tropez aconseja "aplicar una capa generosa de hidratante, incidiendo especialmente en muñecas, manos, codos, rodillas, tobillos y pies, la noche antes de utilizar el autobronceador"

- Mantén las manos lejos del producto. Para aplicarlo, lo mejor es utilizar una manopla. Si no lo haces, es indispensable lavarse bien las manos al terminar.

Amaia Salamanca

- Buena cobertura. Durante la aplicación, lo más importante es no dejar ninguna zona sin cubrir. "No te preocupes si pasas dos veces por alguna parte del cuerpo: el bronceado sólo será irregular si te saltas un área y esta queda libre de producto".

- Extender con suavidad. Hay que extender el autobronceador suavemente, pues frotar vigorosamente puede provocar un resultado irregular.

- Busca la intensidad adecuada. Dependiendo de tu tono de piel, hay que usar un producto en lugar de otro. Si tu piel es clara, elige siempre el tono claro o medio y reaplica una o dos veces para aumentar su intensidad.

- Libertad de movimiento. Después de aplicarlo, "utiliza ropa suelta y oscura y evita la ropa interior ajustada. Y si llevas sólo un albornoz, mejor".

- Más hidratación. No olvides hidratar la piel a diario para prolongar el bronceado y que luzca con un tono jugoso, bonito y luminoso.

Recuerda pasar por la galería para ver los productos

Más sobre

Regístrate para comentar