¿Eres rubia o morena? ¿Tienes los labios finos? Sabemos qué color de 'lipstick' te va mejor... ¡toma nota!

La forma de tus labios, tu tono de piel... te damos las claves para que elijas el color que mejor te va

Finos, carnosos, con forma de piñón, asimétricos... Todos son dignos de presumir de un buen maquillaje que realce su belleza al máximo. Hay unos básicos que todos los labios maquillados deberían cumplir, enumera Cristina Santiagosa, marketing manager de Lola Makeup: "El corrector para definir los contornos, el perfilador y un pincel para aplicar la barra". Unos labios finos sacarán siempre partido del segundo, delineando justo por la parte superior de la línea del labio. Este paso, aclara Cristina, "es clave para que un labio fino consiga volumen. También lo es el uso de un color más claro en el centro del labio y otro más oscuro en los extremos". Además, añade María Iglesias, formadora de Sisley España, "un punto de brillo en el centro del labio inferior le dará también sensación de volumen y le hará ser más jugoso".

penelope_cruzVER GALERÍA

Quizás los labios demasiado delgados son los que más problemas tienen, por ello hay que escoger muy bien los labiales. "Los colores satinados y brillantes ayudan a agrandar visualmente los labios, mientras que los muy oscuros y mates empequeñecen", afirma Santiagosa. Por tanto, si se quiere utilizar un acabado mate de larga duración con un labio fino, la manera de conseguir volumen sin perder el aspecto mate consiste en aplicar el color en todo el labio y poner un poco de labial claro en el centro (incluso un labial con pigmentos cobrizos). En cualquier caso, prosigue la experta de Lola Makeup, "lo ideal es perfilar y rellenar el labio con un lápiz perfilador y maquillarlos con la ayuda de un pincel, trabajando con la técnica del capa sobre capa para conseguir fijar el color y dar forma al labio".

Si, por el contrario, tenemos exceso de 'carnosidad' y queremos afinarlos, "tendríamos que maquillar primero los labios con nuestro fondo de maquillaje o un corrector para aclarlos. A continuación, perfilar un poquito más abajo de la línea (de forma sutil) y aplicar después el labial", señala la formadora de Sisley. Todo esto, siempre teniendo en cuenta que los labios con volumen son lo último en tendencia.

Labios asimétricos
Si tienes un lado más voluminoso que otro puedes aplicar técnicas de contouring que consisten en equilibrar los labios. Santiagosa subraya que "lo primero sería borrar el labio con un corrector líquido y después equilibrar el labio perfilando por fuera la parte más fina y por dentro la parte más gruesa. Se rellena siempre el labio con el mismo perfilador y con ese sencillo paso se consigue una mayor simetría".

A juego con tu pelo
Tradicinalmente se ha dicho que hay labiales que sientan mejor según el tono del cabello, pero lo cierto es que depende más de la piel que del cabello. "Un rubio en una piel blanca impoluta no anima al uso de un anaranjado mientras que un rubio en una piel morena, sí", aclara la experta de Lola Makeup.

Se pueden utilizar todos los colores de labial en todas las pieles pero hay que atender a los fondos: el fondo cálido (amarillos y naranjas) y fondo frío (verde y azul). "Una piel clara se ve más favorecida con colores con fondo frío (magentas, borgoñas, rojos azulados, etc.) mientras que una piel morena se ve bien con cálidos (corales, rojos puros, etc.). El caso de las pelirrojas es particular, porque una pelirroja natural acostumbra a tener una piel clara con pecas y ese matiz hace que le sienten bien tanto los cálidos como los fríos".

En cuanto a los tonos nude, Santiagosa afirma que "hay que encontrar el matiz. Para las pieles morenas tenderá a marrón mientras que en las claras será más rosado". En resumen: "A las pelirrojas les van bien los tonos anaranjados, a las morenas los rojizos y marrones y a las rubias, los rosados", anota María Iglesias.

Visita la galería y descubre el tono que mejor te va

Más sobre

Regístrate para comentar