Te lo contamos todo sobre el 'microblading'

La tendencia que arrasa entre las famosas y que cambia tu mirada

Es la técnica de moda para presumir de cejas. Cada vez son más mujeres las que no se conforman con un diseño de cejas superficial y buscan la perfección de los pequeños detalles. El microblading, pigmentación semipermanente y minuciosa, está muy dirigido a problemas de escasez de pelo, pequeñas calvitas, o irregularidades de tamaño y grosor del pelo de la ceja. "Consiste en realizar cortes epidérmicos muy finos con la forma, color y dirección del pelo, con el fin de crear un resultado totalmente natural", define Alba Lahesa, fundadora de Lashes & Go. La ceja se diseña pelo por pelo y los pigmentos empleados tienen que ser naturales y deben adaptarse al rostro de cada cliente para que sea más real. Esto último se realiza mediante visagismo, disciplina que estudia el rostro con el fin de realzar al máximo la belleza de la persona. En definitiva, la base para elegir la pigmentación es siempre el color del cabello, los ojos y la piel. Así, por ejemplo, una persona rubia debe utilizar un pigmento de color marrón claro.

A diferencia de la micropigmentación, de la que tal vez sí que has oído hablar, el microblading se realiza con una pluma de metal, similar a un pequeño bisturí y la micropigmentación se hace con una aguja de una punta, para diseñar los pelos, o de tres o cinco puntas para crear densidad y/o sombreado.

Debemos tener en cuenta que, aunque esta es una técnica con desenlaces fantásticos, su efecto tiene una duración larga y por tanto, Lahesa aconseja "estar muy segura de querer llevarlo a cabo". Por otro lado, "existen ciertas advertencias médicas como: no ser diabética o tener problemas de coagulación". Y quizás, el único caso en el que está contraindicado es el de antiguas micropigmentaciones. Por lo demás, siempre que la persona busque naturalidad, el microblading es perfecto para corregir y reconstruir todo tipo de cejas.

Antes de comenzar el tratamiento, el centro tiene la obligación de explicar en qué consiste, el tiempo que le va a durar dependiendo de su tipo de piel y edad. También, añade Bárbara Torres, propietaria de Twentynails, "es conveniente pasar un test de alergia 48 horas antes".

emma_watsonVER GALERÍA

A pesar de que casi todos los perfiles son válidos, "las cejas más agradecidas para esta técnica son las poco pobladas, pero que estén bien definidas, o las que poseen huecos en los que el pelo ya no crece debido a demasiadas depilaciones", asegura Torres.

Su duración no es exacta, depende de la frecuencia de renovación de cada piel, pero "en general se va degradando poco a poco y aguanta alrededor de un año", responde la experta de Lashes & Go. Se realiza en una sola sesión de unas dos horas y el resultado es inmediato. A veces, "el tratamiento requiere un retoque al mes", concluye Bárbara Torres.

Llénate de inspiración en nuestra galería

Más sobre

Regístrate para comentar